El Congreso aprueba en comisión la Ley Audiovisual con los votos de PSOE, UP, PNV y ERC

La cuestión relativa a las cuotas lingüísticas de las lenguas cooficiales del Estado ha sido una de las que ha centrado buena parte del debate.
Una pareja viendo la televisión.
Una pareja viendo la televisión.
picture alliance via Getty Images

La Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso ha aprobado este jueves el dictamen de la ponencia del proyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual, con los votos de PSOE, Unidas Podemos, PNV y ERC, y el rechazo de PP, Vox y Junts, y la abstención de Bildu y Ciudadanos. El Pleno de la Cámara Baja verá el asunto previsiblemente el próximo jueves.

La Comisión de Asuntos Económicos ha aprobado enmiendas al texto relacionadas con la propiedad intelectual, presentadas por el PP y Ciudadanos; los valores medioambientales; o los medios de comunicación comunitarios, entre otras. Fuentes del grupo socialista han destacado que el PSOE ha llegado a acuerdos con “todos los grupos” salvo con Vox a lo largo de la tramitación de la norma.

No obstante, la cuestión relativa a las cuotas lingüísticas de las lenguas cooficiales del Estado ha sido una de las que ha centrado buena parte del debate durante la sesión de la Comisión, así como la cuestión que atañe a la situación de las productoras intendentes en la Ley audiovisual.

Una cuestión que fue clave el pasado mes de diciembre para que el Gobierno y ERC alcanzaran un acuerdo sobre el uso de las lenguas cooficiales en algunas plataformas como Netflix o HBO, a cambio de que la formación catalana apoyara los Presupuestos Generales del Estado.

El texto incorporó en el trámite de Ponencia varias enmiendas socialistas que suscitaron las dudas de Podemos, que finalmente ha apoyado el dictamen, y ha causado el rechazo de los productores independientes.

La representante del PSOE, Begoña Nasarre, ha defendido que esta la nueva normativa va en la línea de equilibrar “el terreno de juego” para los operadores y ha destacado el reto que supone “impulsar la industria y la competitividad” e impulsar a España como centro de atracción audiovisual, además de “la producción europea e independiente”.

Más de 1.000 enmiendas

El texto, al que se han presentado más de 1.000 enmiendas, incorporó en el trámite de Ponencia varias enmiendas socialistas que suscitaron las dudas de Unidas Podemos, que finalmente ha apoyado el dictamen, y ha causado el rechazo de los productores independientes.

La cuestión relativa a las cuotas lingüísticas de las lenguas cooficiales del Estado ha sido una de las que ha centrado buena parte del debate durante la sesión de la Comisión, así como la cuestión que atañe a la situación de las productoras intendentes en la Ley audiovisual.

La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, se ha mostrado crítica y ha asegurado que la norma “es una oportunidad perdida porque, en general, se limita a una transposición muy conservadora de la Directiva europea” y que “desaprovecha enormemente las nuevas posibilidades que ofrecía esta directiva”. No obstante, ha reconocido que también ha habido “mejoras sustanciales, la mayoría de ellas, tienen que ver con las lenguas cooficiales”.