POLÍTICA
10/09/2019 21:01 CEST | Actualizado 10/09/2019 21:14 CEST

El Congreso admite a trámite la proposición de ley de la eutanasia entre críticas de "oportunismo político"

La iniciativa del PSOE no es nueva. Ha contado con el apoyo, aunque con críticas, de toda la oposición excepto PP y Vox.

EFE
Patxi López

El Congreso de los Diputados ha admitido a trámite la proposición de ley del grupo socialista para regular la eutanasia tras el apoyo de todos los grupos políticos a excepción de PP, Vox y UPN. En total, 242 votos a favor por 92 negativas y solo dos abstenciones.

Sin embargo, el ‘sí’ de la oposición no ha ido exento de críticas al Gobierno en funciones, al que han acusado de “oportunismo electoral”, ya que, han señalado, esta proposición no servirá de nada si no se configura un Gobierno antes del 23 de septiembre. 

Esta iniciativa ha sido la encargada de inaugurar el calendario de sesiones plenarias este martes. Por ser la primera, le ha correspondido al PSOE por ser el partido con mayor representación parlamentaria, tal y como avaló la semana pasada la Junta de Portavoces. Y para ello han recuperado una propuesta que no es nueva, ya que los socialistas la promovieron durante la legislatura pasada y, aunque el Congreso aceptó su toma en consideración y el inicio de la tramitación, esta nunca llegó a producirse porque en la Mesa PP y Cs acordaron ir ampliando indefinidamente el plazo de presentación de enmiendas.

 La legislatura acabó con el decreto de convocatoria electoral de primeros de marzo y la iniciativa del PSOE decayó.

De la mano de Patxi López, la propuesta solicita “reconocer el derecho a poner fin a la propia vida en caso de enfermedad grave e incurable, o de una enfermedad grave, crónica e invalidante”.

Incluye, recuerda el PSOE, la prestación de la ayuda a morir en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, “garantizando su acceso con carácter universal y gratuito”.

El debate sobre la eutanasia regresó en abril de este año a raíz del fallecimiento, con ayuda de su marido, Ángel Hernández, de María José Carrasco, enferma de esclerosis múltiple. Todos los partidos, menos el PP, en ese contexto, marcado por la precampaña de las elecciones del 28 de abril, abogaron por la regulación de la eutanasia. 

La respuesta del resto de grupos

El más duro ha sido el Partido Popular, cuyo portavoz en esta materia, José Ignacio Echániz, ha criticado el “uso de las instituciones” por parte de Pedro Sánchez para sus “intereses políticos”. A su juicio, la iniciativa a debatir es un “uso obsceno” de los pacientes terminales y un “guiño al electorado de Podemos”.

Por alusiones, la portavoz de la formación morada, Noelia Vera, ha reconocido sentirse “incómoda” con la intervención “en términos electoralistas” del diputado del PSOE. “Están haciendo campaña con el dolor de la gente”, ha acusado también a los socialistas la diputada de IU, Eva García Sempere. Aún así, los ‘morados’ dicen que votan a favor de la ley por “responsabilidad”. La misma “responsabilidad” que han pedido también a los socialistas para no “abrir las puertas” a que Vox esté en un futuro Gobierno.

La iniciativa es un uso obsceno de los pacientes terminalesJosé Ignacio Echániz (PP)

Ciudadanos también ha lamentado que la tramitación de este martes se estuviera usando para conseguir votos y ha pedido al PSOE que “traiga” un acuerdo de Gobierno antes de que acabe el plazo para no “engañar” a las personas que están esperando que se legalice la eutanasia en España. La portavoz de los ‘naranjas’ en este debate, Melisa Rodríguez, ha asegurado el voto a favor de su partido a esta norma, pero ha recordado la necesidad de regular también la muerte digna para “que no todo sea blanco o negro” y existan “todas las garantías” y la “igualdad” para todos los ciudadanos del país.

Desde Compromís, su portavoz parlementario, Joan Baldoví, ha lamentado que el Parlamento esté “entorpeciendo” la aprobación de una norma que “ya debería estar aprobada” y que el texto que se vuelve a votar ahora pueda “decaer en 13 días”. De forma similar se han expresado los representantes de EH Bildu, Iñaki Ruiz de Pinedo, de Junts, Sergi Miquel y de ERC, Laia Cañigueral, que han hablado en sus intervenciones de “promesas incumplidas”, de tener que “empezar de cero” en unos meses una ley “de derechos” que los ciudadanos “se merecen” y de “jugar con las esperanzas” de los pacientes.

El PNV también ha pegado un ‘tirón de orejas’ al PSOE recordándoles que esta iniciativa era “prioridad” de Pedro Sánchez cuando se le apoyó en la moción, una iniciativa que, a juicio del portavoz vasco, Joseba Agirretxea, quedó después “relegada a los cálculos y caprichos electorales” del líder socialista.

El debate y el intercambio de críticas por el supuesto ‘uso’ de esta propuesta se han producido tan solo unas horas después de que se conociera que la segunda reunión con el PSOE en un intento de formar Gobierno, tampoco esta vez ha resultado fructífera.

ESPACIO ECO