POLÍTICA
07/04/2021 08:35 CEST

La consejera de Educación de Murcia dice que no se vacunará

Expulsada de Vox y clave para tumbar la moción de censura, no explica su negativa, pero deja caer que lo haría si ve "el resultado".

Juan Carlos Caval / EFE
La nueva consejera de Educación y Cultura de Murcia, Mabel Campuzano, jurando su cargo ante el presidente murciano, Fernando López Miras

Segundo strike. La nueva consejera de Educación y Cultura de Murcia, Mabel Campuzano, ha vuelto a ser objeto de polémica después de que se viralizase en las redes sociales un comunicado suyo corregido por un colectivo de docentes. La integrante del Ejecutivo regional del popular Fernando López Miras ha vertido unas declaraciones que levantan polvareda, asegurando que no va a vacunarse.

Expulsada de las filas de Vox y una pieza clave para poder sostener en el poder al presidente murciano en la moción de censura fallida, Campuzano aseguró en una entrevista radiofónica que no se va a vacunar.

No estoy en contra de la evolución de las especies ni he vuelto a Atapuerca, ni nada por el estiloIsabel Campuzano, consejera de Educación y Cultura de Murcia

La consejera de Educación murciana no dio detalles sobre los motivos de su negativa a recibir la inyección, dejando caer que “no está clara la vacuna”. No obstante, sí adelantó que podría cambiar de opinión señalando que “si al final me convenciera, viera el resultado de que después de la vacunación esto se ha solucionado, hemos salvado la crisis, no tiene efectos secundarios, pues entonces me vacuno”.

Entre risas, Campuzano comentó que “no le gusta mentir” y que prefería no decirlo porque “claro, ahora estoy en un puesto que lo que diga...”, pero que había tenido que abordarlo porque ya lo había mencionado en su día.

[Si] viera el resultado de que después de la vacunación esto se ha solucionado, hemos salvado la crisis, no tiene efectos secundarios...

De igual forma, en dicha entrevista, Campuzano ha explicado cómo será la implantación de otra de las medidas más polémicas con las que aterriza en su área de gestión, el que habían calificado como veto parental y al que aludió como pin parental, “una autorización del padre para asistir o no a una charla en las actividades extracurriculares”.

PÍLLALO