Conservas que lo solucionan todo

Cómodas y saludables, las latas de verduras y pescados nos salvarán estas navidades.

Las conservas pertenecen al grupo de alimentos procesados pero cuentan con el beneplácito de la mayoría de los nutricionistas, pues el tratamiento al que se les somete para mejorar sus conservación solo incluye ingredientes como sal, vinagre o azúcar. El único ‘pero’ que se le puede poner es la cantidad de sal que tienen.

A sus propiedades nutricionales hemos de añadir la comodidad que supone “tirar” de ellas ante una emergencia y que, bien elegidas, son deliciosas.

Si eres de los que ejerce de anfitrión y cocinero estas navidades y quieres ahorrar tiempo, ¿por qué no piensas en algunas conservas? Para ti será más fácil y tus comensales solo tendrán buenas palabras para tu banquete.

Aquí, algunas sugerencias:

VEGETALES

Espárragos. Solos o acompañados de alguna salsa. Saludables y deliciosos como entrante. Puedes comprarlo aquí por 16,30 €.

Pimientos del piquillo. Perfectos como guarnición de una carne o un pescado. Puedes comprarlo aquí por 14,90 €.

Alcachofas. Rehogadas, en ensalada... Indispensables en la despensa ahora en Navidad y siempre. Puedes comprarlo aquí por 4,35 €.

Menestra. Guisantes, alcachofas, espárragos... de Navarra. Un primer plato sano y ligero para después de las grandes comilonas. Puedes comprarlo aquí por 6,75 €.

PESCADOS Y MARISCOS

Navajas. Este delicioso molusco, en conserva, atesora valiosos nutrientes: magnesio, hierro, calcio, potasio... Puedes comprarlo aquí por 12 €.

Mejillones. Al igual que las anteriores, estas conservas pueden presumir de propiedades nutritivas por su alto aporte de minerales y su bajo valor en grasa. Puedes comprarlo aquí por 13,99 €.

Berberechos. Pequeñitos pero ricos en proteínas y en ácidos grasos Omega 3. Puedes comprarlo aquí por 10,35 €.

Anchoas. Seguramente son unas de las grandes estrellas de los aperitivos en nuestro país. En Navidad, pueden ser la solución a esa visita inesperada. Puedes comprarlo aquí por 27,60 €.

Bonito en aceite. Es fondo de toda despensa y un alimento muy valorado nutricionalmente. ¿Qué tal si en Navidad lo convertimos en protagonista de algún primer plato? Puedes comprarlo aquí por 22,02 €.

Melva. Al igual que el bonito, este es un pescado azul con alto valor proteico y rico en grasas saludables. Puedes comprarlo aquí por 4,25 €.

ENCURTIDOS

Aceitunas. La variedad Gordal es una de las más valoradas por su tamaño. Ideal para engañar al estómago entre horas. Puedes comprarlo aquí por 2,25 €.

Aliñadas. El peculiar sabor del aliño convierte a las aceitunas en un delicioso bocado. Puedes comprarlo aquí por 3,29 €.

Pepinillos. Necesario en la despensa en Navidad como aperitivo o como ingrediente de alguna receta. Puedes comprarlo aquí por 3,49 €.

Banderillas. Según recientes estudios, los encurtidos son una fuente natural de probióticos. Y las banderillas, un clásico. Puedes comprarlo aquí por 4,18 €.