POLÍTICA
16/07/2019 20:54 CEST

Continúa el descenso de llegadas de migrantes en patera a España: 11.700 personas en lo que va de año, un 30,6% menos

Disminuyen un 31% las muertes de migrantes en el mar Mediterráneo intentando alcanzar España, según la OIM

JON NAZCA / Reuters
Un grupo de migrantes, llegando al puerto de Málaga, en una imagen reciente. 

El número de llegadas de migrantes en patera a España continúa descendiendo en lo que va de 2019 al registrarse hasta el 15 de julio un total de 11.706 entradas irregulares a través de la vías marítima, según los datos del Ministerio del Interior, recogidos por Europa Press. Así, se han reducido un 30,6% con respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se contabilizaron 16.875 llegadas desde enero hasta mediados de julio. 

Las llegadas de migrantes en embarcaciones a España siguen disminuyendo, una tendencia a la baja que comenzó a reflejarse al comienzo del mes de junio y no se producía desde el año 2017 en que se realizan informes quincenales o semanales sobre entradas de personas en situación irregular. 

De acuerdo a estos datos facilitados por Interior, desde el 1 de enero hasta el 15 de julio de este año han alcanzado costas españolas 413 embarcaciones, frente a las 688 que lo hicieron en el mismo periodo de 2018, lo que supone un 40% menos.

En 2019, la mayoría de las llegadas se produjeron en enero, mes que registró 4.104 entradas irregulares por la vía marítima. En febrero, entraron 936 personas; en marzo, 588; en abril 995; en mayo 1.433; y en junio, 2.419. 

Durante la primera quincena de julio, han llegado en patera 1.228 migrantes, frente a los 2.446 que lo hicieron en los primeros quince días de 2018. Así, desde el Ministerio del Interior han destacado que en lo que va de mes de julio han entrado la mitad de migrantes de los que llegaron en ese periodo en 2018. 

De los 11.703 migrantes que han entrado de forma irregular a España en 2019 por la vía marítima, la mayoría (10.877), lo hizo a costas peninsulares y baleares. En cualquier caso, las llegadas a través de esta ruta marítima se han reducido un 30,7% con respecto a 2018 al registrarse casi 5.000 llegadas menos que en 2018. 

También han descendido las llegadas por mar hasta Melilla, adonde en el primer semestre del año han llegado por mar 101 personas, lo que representa un 78,9% menos que en el mismo periodo de 2018, cuando llegaron 479. 

Frente al descenso que han experimentado estas dos rutas marítimas hacia España, las llegadas a las costas ceutíes y canarias han aumentado ligeramente, un 0,2% y un 6,7% más, respectivamente, con respecto al mismo periodo del año anterior. En lo que va de año, llegaron por mar a la ciudad de Ceuta 270 migrantes; y a las Islas Canarias, 455. 

Por su parte, la Organización Mundial para las Migraciones (OIM) ha contabilizado desde el 1 de enero hasta el 15 de julio un total de 11.480 llegadas de migrantes a través del mar, frente a las 22.931 que contabilizó en el mismo periodo del año pasado. Así, de acuerdo a los datos de este organismo, las llegadas por mar en lo que va de 2019 se han reducido un 50%. 

Además, la OIM ha registrado en lo que va de año 203 muertes o desapariciones de migrantes tratando de llegar a España a través de la ruta occidental del mar Mediterráneo. Así, el fallecimiento de personas en esta vía marítima ha descendido un 31% con respecto al año pasado, cuando en el mismo periodo murieron al menos 296 personas en el mar intentando alcanzar costas españolas. 

Este año 2019, el mes más trágico ha sido enero, con 62 muertes; en febrero se registraron 19 fallecidos; en marzo, 53; el mes de abril reportó siete muertes; en mayo se registraron 25 fallecidos en el mar; y en junio, 37. 

También por vía terrestre

Por otro lado, el número total de entradas irregulares por tierra ―que incluye saltos a las vallas fronterizas con Marruecos, entradas a través de los bajos de camiones y en maleteros de coches, entre otras formas― han disminuido un 5,2% con respecto a 2018. Este año, se han contabilizado 2.964 llegadas por vía terrestre, frente a las 3.125 del año pasado. 

En concreto, en los seis primeros meses y medio del año, a Melilla han llegado por tierra 2.397 migrantes de forma irregular, un 6,1% menos que en este periodo de 2018. También las llegadas terrestres a Ceuta han experimentado un descenso del 0,7% con respecto a 2018, al haber llegado 567 personas por esta vía, frente a las 571 del año pasado. 

Sumadas las dos vías de entradas irregulares ―la terrestre y la marítima―, un total de 14.667 migrantes han llegado a España hasta el 15 de julio, lo que supone un 26,7% menos que en el mismo periodo de 2018, cuando habían entrado de manera irregular a España un total de 19.997 personas, según los datos del Ministerio del Interior. 

En concreto, de acuerdo a los datos recopilados por ACNUR sobre las personas que llegan a España de manera irregular ―por mar y por tierra―, la mayoría (un 27%) proceden de Marruecos, seguido de Guinea (14,3%) y Mali (13,7%). 

A su llegada al Ejecutivo, el Gobierno de Pedro Sánchez se propuso el objetivo de reducir a la mitad el número de llegadas de migrantes en situación irregular a España, después de que en 2018 se alcanzase una cifra récord al contabilizarse casi 65.000. 

QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery Las mafias del Estrecho tiran a los inmigrantes de sus motos de agua See Gallery

ESPACIO ECO