NOTICIAS
16/06/2020 19:39 CEST

Controlados tres brotes de coronavirus en Valladolid

Han provocado una veintena de positivos.

Tres brotes en Valladolid, ya controlados, en dos residencias privadas y en el hospital Río Hortega, han provocado una veintena de positivos y un aislamiento, con decenas de pruebas de moleculares a todos los contactos de los tres casos iniciales, según ha detallado este martes la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

Castilla y León se prepara para pasar el domingo a la nueva normalidad con “una evolución favorable y cada día menos casos y perfectamente rastreables”, ha explicado la consejera, como han sido estos casos.

En una de las residencias un test molecular a un residente detectó un caso positivo y tras hacer test a otros 55 contactos han salido otros cinco positivos; y en la otra un contagio en una profesional del centro ha llevado a hacer 85 test moleculares con 11 contagiados más.

En contacto con servicios de prevención

La titular de Sanidad ha explicado en rueda de prensa en la que ha dado a conocer la evolución de la pandemia en la Comunidad, que han activado la unidad COVID residencias y están en contacto con los servicios de prevención de riesgos laborales de las dos empresas para intentar controlar los casos en todos los trabajadores.

Además, el hospital Río Hortega de Valladolid ha comunicado esta mañana que una paciente ingresada que había dado negativo en coronavirus ha dado positivo tras un control periódico y llevado a activar el operativo, con test a todos los trabajadores de la planta, y el resultado de un positivo y otro con fiebre, los tres aislados y en observación.

La consejera ha explicado que el servicio medicina preventiva del hospital está haciendo en este momento el estudio de los contactos. Casado ha sostenido que no están preocupados por los brotes de las residencias ya que la vigilancia epidemiológica ha funcionado, de forma que se detectan los casos, se aíslan y “eso da mucha tranquilidad”.

“Muy encima” de las residencias

Los protocolos en las residencias han sido muy activos, y se ha “estado muy encima”, “no ha sido casualidad” detectar esos casos, que al ser comunicados hoy no se incluirán hasta mañana en las estadísticas.

Con esa salvedad, Castilla y León ha anotado este martes dos nuevos contagios en 24 horas, los dos en León, con dos fallecidos en hospitales, en los de Segovia y el Río Hortega de Valladolid, tras la “alegría” de ayer de no sumar ningún fallecido ni positivo, ha detallado la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

En total se han comunicado once casos más que ayer por test molecular, hasta los 19.711, de ellos cuatro en Salamanca, tres en León, dos en Soria y uno en Segovia, de ellos dos en las últimas veinticuatro horas, ambos en la provincia leonesa.

En la 14ª semana de confinamiento y el día 93 desde la declaración del estado de alarma, el total de casos detectados por todo tipo de test se elevan a 26.113.

“Hay una tendencia decreciente el número de pacientes ingresados, que sigue bajando, con 124 en la actualidad”, y las UCIs están al 77 por ciento, con 24 ingresados por COVID y 127 por otras patologías.

Casado ha sostenido que “cada día hay menos casos y perfectamente rastreables” a las puertas de que este domingo la Comunidad pase a la fase de nueva normalidad como el resto del país, tras entrar ayer el 70 por ciento de sus habitantes en la fase tres y permanecer el resto en la dos, sin movilidad entre provincias.

En cuanto a las residencias, los fallecidos por COVID confirmado son 1.486, uno más que ayer y correspondiente a un fallecido en hospital, con otras 1.105 vidas perdidas de residentes con síntomas compatibles con el COVID.

El domingo, nueva normalidad

Con esos datos, Castilla y León se incorporará a las cero horas del domingo 21 de junio a la fase de la nueva normalidad, que Casado ha confiado que vaya acompañada de total movilidad, y que los “cierres” por casos de transmisión comunitaria del COVID se hagan por zonas básicas de salud o municipios en el caso de las ciudades.

Aunque el plan para esa nueva normalidad, que compete a cada Comunidad, está por concretar, la consejera ha avanzado que el núcleo central serán la distancia entre las personas y las medidas de higiene de manos y uso de mascarilla.

Castilla y León está “en plena redacción de los documentos” de esa etapa de nueva normalidad, y esta tarde se reúne el Consejo Interdepartamental, dirigido por la directora General de Salud Pública, con presencia de los directores generales de todas y cada una de las consejerías para cerrar cómo va a ser el redactado final de la de la norma.

En el caso de que haya algún brote que no pueda ser contenido, como sucede en estos momentos en los que los casos se han aislado y controlado con un seguimiento de los contactos, las decisiones de desescalada serán por zonas básicas de salud o por municipios en el caso de las ciudades.

La consejera ha recordado que la Comunidad no puede impedir la movilidad, que depende del gobierno, pero sí puede solicitar al gobierno ayuda para poner limitaciones como ya ocurrió al inicio de la pandemia con la zona de Miranda de Ebro, en la que se aplicó la Ley de Salud Pública.