Las cinco alteraciones de la piel relacionadas con la Covid-19 y cómo actuar si las tenemos

Pueden estar relacionadas... no siempre lo están.

Tos seca, fiebre y cansancio siguen siendo los principales síntomas relacionados con el coronavirus, pero no son los únicos. A medida que se profundiza en el estudio de la enfermedad, se conocen nuevas formas de manifestarse. Sobre las alteraciones cutáneas se descubren cada vez más datos y la Organización Mundial de la Salud (OMS) las incluye ya en la lista de otros síntomas leves relacionados con la Covid-19, entre los que están también dolor de cabeza, conjuntivitis, dolor de garganta, diarrea o pérdida de gusto y olfato.

“Existe evidencia científica a favor de que las manifestaciones cutáneas forman parte del cuadro clínico de la Covid-19. Pero las manifestaciones cutáneas que pueden presentarse son muy variadas y muchas veces requieren de la valoración de un especialista en dermatología para diferenciarlas de otras causas”, explica la doctora Alba Català Gonzalo, dermatóloga del Hospital Plató de Barcelona y una de las responsables del estudio Covid-Piel realizado por la Agencia Española de Dermatología y Venearología (AEDV).

Este estudio, cuyos resultados se recogen en un artículo publicado en British Journal of Dermatology, se suma a otros anteriores realizados a partir de la experiencia de dermatólogos de hospitales de China e Italia y publicados a finales de febrero y a finales de marzo respectivamente. En el primero se concluyó que el 0,9% de los pacientes con Covid-19 manifestaba alguna enfermedad de la piel, mientras que el estudio de los 88 pacientes ingresados en el Hospital Alessandro Manzoni en Lecco (Lombardía, Italia) concluyó que 18 (20,4%) presentaban esta sintomatología.

“Eso no significa que el 20% de los enfermos con coronavirus presenten manifestaciones cutáneas, significa que el 20% de esos pacientes tenían manifestaciones cutáneas”, aclara la doctora Català, que ha dirigido el estudio Covid-Piel junto a la doctora Cristina Galván Casas. “Ahí solamente se habla de los hospitalizados y no se tiene en cuenta la mayoría de casos que son asintomáticos, leves o moderados y no requieren ingreso”, continúa la especialista. “Actualmente ese dato no se puede saber porque desconocemos el número total real de enfermos con Covid-19, ni en España ni en ningún sitio”, añade.

El estudio italiano despertó el interés de ambas dermatólogas y marcó el arranque de la investigación española, según explicó la doctora Galván Casas durante su presentación. “Es un artículo que no recogía todo el rango Covid al atender solamente a pacientes ingresados. Además tampoco hubo tiempo de caracterizar las enfermedades cutáneas (sólo se mencionan rash eritematoso, urticaria y vesículas) y tampoco se pudieron hacer fotos”, apuntó la especialista.

Cinco maneras de manifestarse en la piel

La clasificación de las enfermedades cutáneas la ha hecho la AEDV, a partir del análisis de 375 casos aportados por 83 dermatólogos de diferentes hospitales y clínicas de España. “Una de las conclusiones más importantes e interesantes del Estudio Covid-Piel es que ha podido relacionar cada patrón de manifestación cutánea con un grupo de edad y con la gravedad de la enfermedad”, explica Català, que señala cinco tipos de alteraciones:

  1. Patrón pseudoperniosis. Se parece a los sabañones, que aparecen en manos y piel como áreas de eritema o violáceas, vesículas y pústulas, normalmente asiméticas. Este patrón se vio en el 19% de los casos, especialmente en los pacientes más jóvenes y en las etapas tardías de la enfermedad. Son los coronavirus más leves o incluso asintómaticos.
  2. Patrón vesiculoso. Recuerda a la varicela, salvo por una diferencia: estas vesículas son monomórficas, muy parecidas entre sí, y las de varicela son polimórficas. Aparecen principalmente en el tronco y se han visto en el 9% de los enfermos. Son pacientes jóvenes en las etapas tardías de la enfermedad. Son los casos menos graves.
  3. Patrón urticariforme. Su nombre lo dice todo, se parece a la urticaria y también va a asociado a un picor intenso. El 19% de los casos presentaban esta alteración, que se da en personas de mediana edad y cuando la gravedad de la enfermedad es intermedia. No suele ser un síntoma aislado, aparece con otros, aunque este suele manifestarse primero.
  4. Patrón máculo-papular o, en otras palabras, erupciones generalizadas. Este síntomas es el más frecuente (47% de los casos) y se da siempre en pacientes de edad mediana, con un cuadro más grave de la enfermedad.
  5. Patrón de livedo o de necrosis, que se da sólo en el 6% de los casos y siempre en personas de más edad y más graves, normalmente ingresadas en la UCI.

Cómo actuar ante un cuadro así

Cualquiera de estas alteraciones pueden poner nervioso al paciente, pero Català insiste en hacer una llamada a la calma antes de autodiagnosticarse. “Es difícil que una persona por sí misma pueda distinguir estos síntomas. Por eso aconsejamos que, si existe la duda, se consulte al especialista en dermatología”, apunta. Así, además de decidir si el paciente debe hacerse el test PCR o si debe mantenerse 14 días en aislamiento, también se le puede dar un tratamiento para aplicar o tomar. La automedicación tampoco es una opción.

“Actualmente muchos de nosotros, tanto en el ámbito público como en el privado, realizamos consultas de teledermatología, así se puede hacer una primera valoración a distancia sin que el paciente se tenga que desplazar”, continúa.

Al final, insiste, los síntomas que deben ponernos en alerta son los mismos de siempre: “Sensación de ahogo, dolor torácico, fiebre persistente o cansancio importante”.

Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena