ECONOMÍA
06/06/2019 18:35 CEST | Actualizado 06/06/2019 19:23 CEST

Correos no ha pagado 250.000 euros por este logo como dicen PP y Cs

Sánchez no estaba en el poder cuando se decidió el cambio de imagen; el concurso se adjudicó durante la etapa de Rajoy.

Correos

“Cruz, doble eme, raya, espiral”.  Si has leído comentarios en Twitter que aseguran que el PSOE se ha gastado 250.000 euros en cambiar el logo de Correos para dejarlo igual, tienes que saber que no es verdad.  

“El exjefe de gabinete de Sánchez, ahora presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, cambia el logo de Correos... Es algo que se ha pagado con el dinero del contribuyente y ha costado 250.000€, además del coste de cambiar el logo en todos los soportes. Una auténtica vergüenza”, ha publicado Sergio Ramos Acosta, senador por Gran Canaria y secretario de comunicación corporativa del PP. 

No ha sido el único, Ignacio Aguado o Toni Roldán, miembros de la ejecutiva de Ciudadanos, también han criticado este nuevo diseño con datos incorrectos.

Un cambio de imagen 

Sí es cierto que la empresa pública Correos ha presentado esta semana su nueva imagen de marca con el objetivo de adaptarse a las tendencias actuales. Este cambio se produce tras la transformación de la compañía de una empresa postal a una más centrada en la paquetería, debido al auge de las ventas por internet.

Las renovaciones de imagen es algo habitual en las empresas. Algunos ejemplos son la decisión de la compañía eléctrica Gas Natural Fenosa de cambiar su nombre por Naturgy hace un año o el cambio de logo del banco BBVA en abril. Cualquier empresa si quiere sobrevivir, está obligado a ello. 

La consultora Summa se ha encargado de este cambio de imagen. Esta firma está detrás de marcas tan conocidas como RTVEPopitasFC Barcelona, según cuenta el medio especializado Brandemia.

La nueva imagen respeta el diseño realizado por José María Cruz Novillo en 1977, aunque lo simplifica. Mantiene la cornamusa y la corona, y el color corporativo amarillo y elimina la palabra Correos, al igual que hacen gigantes como Apple, Twitter o Facebook. “Un símbolo internacional, universal, que es reconocido por la sociedad española y aplicable a todo tipo de soportes”, han explicado desde la compañía. 

No lo ha hecho el PSOE

A pesar de lo que han dicho diferentes políticos del PP y Ciudadanos, el cambio de imagen no se ha decidido durante el Gobierno de Pedro Sánchez, que llegó al Palacio de La Moncloa en junio de 2018. 

El pliego de condiciones técnicas de la implementación de la nueva arquitectura de marca y desarrollo de identidad visual de Correos se firmó el 3 de octubre de 2016, se anunció y se publicó en la Plataforma de Contratación del Sector Público el 8 de noviembre de 2016, como se puede comprobar en la página web de Contratación del Estado.

 Esta es la portada del pliego de condiciones, con una extensión de 19 páginas, y se puede ver aquí.

Contratación del Estado

El presupuesto base de licitación era de 250.000 euros. 

La adjudicación se hizo por 139.626 euros 

Un año más tarde, el 26 de septiembre de 2017 se adjudicó a la empresa Summa. El importe de la adjudicación fue 139.626 euros sin impuestos (o 168.947,46 euros con impuestos).

Aquí se puede ver el anuncio de la adjudicación

El importe final queda muy lejos de los 250.000 euros previstos y criticados por la oposición. De hecho, el importe tuvo mucho que ver con la adjudicación a Summa: “La oferta más ventajosa”. 

Ni a finales de 2016, ni a finales de 2017, Sánchez era todavía presidente del Gobierno, ni Juanma Serrano era presidente de Correos, ya que fue nombrado en julio de 2018. El presidente de la empresa pública en ese momento era Javier Cuesta Nuin, nombrado por Mariano Rajoy en 2012.

ESPACIO ECO