NOTICIAS
29/06/2021 10:35 CEST | Actualizado 29/06/2021 12:25 CEST

Cospedal admite que se reunió varias veces a solas con Villarejo en la sede del PP

Su defensa ha cargado horas antes de su declaración ante el juez contra la credibilidad del extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas.

Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images
La exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal

La ex secretaria general del Partido Popular, exministra de Defensa, expresidenta de Castilla-La Mancha y exconsejera de la Comunidad de Madrid, María Dolores de Cospedal, ha declarado este martes como imputada por la Operación Kitchen ante el magistrado Manuel García-Castellón.

Ante el juez, Cospedal ha admitido que se reunió varias veces a solas con el comisario José Manuel Villarejo en la sede que el PP tiene en la calle Génova, de Madrid, pero ha negado que le encargara trabajos para dificultar la investigación del caso Gürtel.

Según informan a Efe fuentes jurídicas, la también exministra, que ha respondido a las preguntas del juez, de los fiscales y de su abogado, se ha desvinculado de esta presunta operación, que, según ha manifestado, no salió del PP.

Ha dicho que ella únicamente responde por el partido y no por el Ministerio del Interior, si bien ha puesto en duda que esta operación existiese o que se sustrajesen grabaciones que Bárcenas dice que le hizo al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y al ex secretario general del PP Javier Arenas.

El juez sospecha que Cospedal y su marido, Ignacio López del Hierro (citado este miércoles), pudieron tener una intervención “decisiva” en la captación como confidente policial de Sergio Ríos, entonces chófer de Bárcenas, a través de un policía de su máxima confianza, Andrés Gómez Gordo, si bien la exministra ha asegurado que este jamás le comentó nada de Kitchen.

Asimismo, ha negado saber el porqué de las anotaciones que efectuó Villarejo en sus agendas y que el juez tuvo en cuenta para imputarla, pero sí que ha admitido que se reunió con el excomisario en cuatro ocasiones, algunas de ellas en la sede del PP, y que lo hizo porque sabía que tenía buena relación con los medios de comunicación y estaba interesada en saber de dónde procedía la campaña mediática contra ella y su marido.

También ha reconocido que se reunió con abogados del partido para saber los avances de la investigación del caso Gürtel y que luego se lo transmitió a su superior, sin mencionar explícitamente a Rajoy.

“Falta de credibilidad de Bárcenas”

Su defensa había cargado horas antes contra la credibilidad del extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, a través de un escrito. No sólo eso. En el documento también se subraya que el trabajo del inspector que dirigió las pesquisas en Gürtel, Manuel Morocho, no se resintió cuando fue adscrito temporalmente a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía (DAO)

Con esta aportación, la defensa de Cospedal pretende que el juez Manuel García-Castellón y los fiscales de esta pieza 7 tengan “una total información sobre la absoluta falta de credibilidad del señor Bárcenas”. Para eso, ha aportado una serie de documentos con el objetivo de que sean tenidos en cuenta en la declaración de la que también fuera ministra de Defensa.

La pieza separada de Tándem

En esta pieza, se investiga el operativo Kitchen, que se organizó en 2013 con el objetivo de sustraer documentación a Bárcenas que era sensible para dirigentes y para el propio PP. Para ello, desde Interior presuntamente se utilizaron fondos reservados para ponerle un sueldo de 2.000 euros al chofer del extesorero y así tenerle como confidente.

Además de Cospedal, en los próximos días pasarán por la Audiencia Nacional  su marido, Ignacio López del Hierro, y su jefe de Gabinete, José Luis Ortiz. Todos ellos deberán responder ante el juez sobre las menciones que el comisario José Manuel Villarejo dejó estampadas en sus libretas y en las que apunta a que tanto ello como el resto tenían conocimiento de todo lo que rodeó al asunto.

NUEVOS TIEMPOS