POLÍTICA
09/04/2021 19:46 CEST

Críticas a un programa de la televisión gallega por "normalizar el acoso" entre una joven y su expareja

"Nunca tuvo que llegar a pasar eso", ha explicado el presentador de 'Land Rober', tras la cantidad de quejas recibidas.

CRTVG
Imagen del espacio de TVG

Partidos, entidades sociales y un gran número de ciudadanos han mostrado su rechazo al programa Land Rober de la televisión autonómica gallega (TVG) por “normalizar el acoso” y “promover la violencia machista” tras lo vivido en la emisión de este jueves.

El espacio buscaba la reconciliación entre un joven, que había acudido al plató, y su expareja. La mujer se negó en varias ocasiones a que se produjera el reencuentro y, ante la insistencia del programa, terminó por explicar en antena que había sufrido episodios de acoso y control que le llevaron a finalizar la relación.

En la entrevista previa que el presentador le realizó en el exterior del plató, el joven reconoció que la ruptura se había producido por sus “celos” y que la mujer ya le había manifestado anteriormente que no quería regresar con él. 

Sin embargo, tanto el presentador Roberto Vilar como la invitada al programa, Toñi Moreno, hablaron en el plató con la joven para preguntarle si quería ver a su expareja, tratando de convencerla para que se produjese el encuentro. Así, se refirieron al caso con expresiones como que el joven tenía “todo el derecho a este acto de amor” y a “recuperar a su enamorada”.

Nunca tuvo que llegar a pasar eso. Nosotros, en nuestra buena intención de contar una historia de amor, nos equivocamos, me equivoqué completamenteRoberto Vilar, presentador del programa

Aunque en un inicio la joven se limitó a decir que no había posibilidades de reconciliación y que no deseaba verlo, finalmente, entre peticiones de los colaboradores para que explicase sus motivos, rompió a llorar y contó que la relación se había terminado por el control y los celos a los que su expareja la sometía, leyendo sus mensajes de móvil o alejándola de sus amistades.

Tras escuchar su versión, Roberto Vilar se disculpó con ella, un acto que ha repetido en la tarde de este viernes en el programa Quen anda aí, donde se ha responsabilizado del “error garrafal” cometido. Este viernes, Villar ha explicado que desde el programa “chequearon” el caso y se aseguraron de que “no había nada raro” en la relación, aunque no pudieron detectar esta situación. “No era como nos habían dicho”, ha lamentado.

“Quiero pedir disculpas y pedir perdón, porque fue un error del programa, nunca tuvo que llegar a pasar eso. Nosotros, en nuestra buena intención de contar una historia de amor, nos equivocamos, me equivoqué completamente”, ha dicho Vilar, con la voz entrecortada, tras lo que ha comprometido estar “más alerta”.

El BNG anuncia que lo llevará al Parlamento

Formaciones como el BNG o Podemos Galicia han calificado los hechos como “machismo inadmisible” y exigen responsabilidades más allá de las palabras. La formación nacionalista asegura, incluso, que lo llevará al Parlamento regional.

La productora lamenta la “falta de sensibilidad”

Tanto la productora responsable del programa, CTV, como la CRTVG han emitido en la tarde de este viernes sendos comunicados en los que expresan su rechazo por lo ocurrido en el programa. CTV apunta que la creación de contenidos de este programa es responsabilidad de la productora Destino Bergen y que la TVG “fue ajena al desarrollo de esta sección”, que solo pudo conocer durante la emisión. A mayores, CTV “discrepa” del contenido del programa y “lamenta la situación y la falta de sensibilidad” en relación a la misma.

En la misma línea, la CRTVG rechaza lo sucedido en este programa y ha remitido un escrito a la productora del Land Rober para que “aclare lo acontecido”. Asimismo, apunta, “tomará las medidas de prevención necesarias para que no se produzcan de nuevo hechos de esta naturaleza”. Tras lamentar la situación vivida por la mujer que acudió como público, la CRTVG ha reiterado su “compromiso real con las políticas de Mujer e Igualdad recogidas en sus Criterios Rectores y de aplicación diaria y constante”.

NUEVOS TIEMPOS