Life

Cuál es el collar perfecto para sacar de paseo al perro

Di adiós al modelo clásico.

Olvídate de este collar.

Aunque sea el que llevas viendo y utilizando toda la vida para pasear a tu perro, no es el que más le conviene. Los paseos deben ser un momento de disfrute para la mascota, que velen por su bienestar y durante los cuales no sufran. Sin embargo, algunos dueños no lo ven así e insisten en atar en corto a su perro para que no les tire y sea el animal el que les pasee a ellos.

La clave para el control del animal no está en la correa. Pasa por la educación, señalan los expertos, que coinciden en que el mejor sistema es el arnés.

Más agarre no es más control

El problema en los paseos son los tirones, que suelen tener lugar durante los primeros 10 minutos de la salida. Esto tiene que ver con los nervios del perro por salir y, aunque suelen disminuir según pasen los minutos, si se debe a otros motivos como la ansiedad o la energía acumulada por el animal pueden ser más difícil de controlar.

La educación debería empezar cuando el animal todavía es un cachorro porque ahí es más fácil. Si se llega más tarde, se puede recurrir a un educador.

“Es importante dar clases de educación en positivo con nuestro perro porque rápidamente aprenderá a caminar sin tirones y, para ello, lo importante es la técnica”, cuenta la etóloga y doctora en comportamiento de la Universidad Autónoma de Barcelona Mónica Arias, que detalla que los arneses pectorales (como el de la imagen de arriba) son menos peligrosos para un perro que tira porque se enganchan al pecho.

Los collares tradicionales pueden llegar a producir lesiones cervicales y en la tráquea porque, según Arias, aprietan al animal. Este daño se incrementaría aún más cuando se habla de collares de ahogo o de púas (imágenes de abajo), que se han utilizado tradicionalmente para educar a los animales mediante castigo.

Arriba, collar de ahogo. Abajo, collar de púas.
Arriba, collar de ahogo. Abajo, collar de púas.

El arnés evita totalmente los tirones de cuello del perro porque sujeta al animal del pecho y de parte delantera, donde tiene mucha más musculatura. Además es una zona más grande por lo que la fuerza se reparte mejor.

“Imagínate que estás todo el tiempo recibiendo golpes secos de collar o ahogándote cada vez que tiras hacia delante. Eso repetido sistemáticamente puede hacer daño y producir lesiones. A esto hay que unir que de por sí no es cómodo ir agarrado y que te aprieten es todavía más incómodo”, señala Jaume Fatjó, director de la cátedra de la Fundación Affinity de animales y salud de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Con el arnés se evitan todos estos daños y, según Fatjó, se consigue que “el paseo sea más agradable, algo complicado con un collar”. Estos agarres son todavía menos recomendables para perros branquiocefálicos, con hocico corto (carlinos, bulldog y bóxer), ya que les obstruyen las vías respiratorias altas.

Hoy los arneses están muy extendidos, pero hasta hace unos años era muy común utilizar collares “de castigo”, tanto por los propietarios como por los adiestradores. “Ha habido un cambio muy importante en la sociedad, cada vez son más los que utilizan el refuerzo positivo y evitan estos collares”, detalla Fatjó.

La recomendación de no usar este tipo de collares ha llegado incluso al plano legislativo. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Barcelona prohíbe los collares de ahogo y de pinchos en la Ordenanza Municipal de animales de compañía.

Cómo elegir el arnés y cómo colocarlo

Para la comodidad del animal, lo ideal es que el arnés no le apriete demasiado detrás de las patas ni que tampoco le oprima el pecho. Para ello, es necesario medir alrededor del torso del animal y añadir 3 centímetros para que el arnés no le esté demasiado justo.

Cómo tomar las medidas para el arnés de un perro.
Cómo tomar las medidas para el arnés de un perro.

En función de las medidas quedarían las siguientes tallas:

Para colocarlo de forma correcta y que no cause ningún daño, lo ideal es situar la parte central por encima del esternón (en el caso de los tipo “Y”). Si cubre todo el pecho, hay que fijarse en que quede centrado. El otro punto importante es ajustar la parte de atrás de las patas delanteras para que no roce con las axilas. Así el paseo será mucho más placentero.

Cómo colocar correctamente el arnés.
Cómo colocar correctamente el arnés.
La vida antes y después de tener perro

PARA PASEAR A TU PERRO...

Tiempo de paseo de perros, según tamaño.
Tiempo de paseo de perros, según tamaño.