ECONOMÍA
14/09/2020 10:26 CEST | Actualizado 14/09/2020 10:30 CEST

Cuatro 'tips' para contratar un seguro de salud al mejor precio

En estos tiempos críticos, son muchas las personas que están valorando la posibilidad de contratar un seguro médico privado.

La salud es la principal preocupación en la mayoría de los hogares. Poder recurrir a la atención sanitaria, si así es necesario, y no tener que esperar meses o incluso años para ser atendidos, es algo que a todos nos preocupa.

Por ello, y tras un sistema de salud pública cada vez más debilitado, son muchas las personas que están valorando la posibilidad de contratar un seguro médico privado.

Pero, antes de hacerlo, es imprescindible tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales que garanticen que la cobertura que vamos a escoger es justo la que estamos buscamos para cubrir todas nuestras necesidades.

Así que, a continuación, vamos a darte unos cuantos tips para que sepas exactamente qué debes tener en cuenta antes de llevar a cabo la contratación de tu póliza.

¡Adelante, sigue leyendo!

SEGURO DE SALUD ¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE?

Un seguro privado de salud proporciona una mayor tranquilidad a los usuarios, ya que con él se garantiza el acceso rápido y sin esperas a médicos especialistas, clínicas o hospitales que forman parte del cuadro médico de la aseguradora con la que se ha contratado la póliza.

El seguro de salud tiene un funcionamiento muy sencillo. El cliente escoge un un producto con la compañía aseguradora que mejor se adapte a sus necesidades, tras la realización de un cuestionario médico y la aceptación del mismo por la compañía aseguradora, paga una prima mensual, trimestral, semestral o anual y, a cambio, tras superar los períodos de carencias puede acceder a la cobertura sanitaria que aparezca detallada en su póliza.

Las principales ventajas para el paciente es la rápida atención sanitaria que éste recibe en caso de necesitarlo, el acceso a un horario mucho más amplio en todos los centros médicos que le dan cobertura y la flexibilidad para poder escoger al especialista que prefiera del cuadro médico disponible.

Incluso con algunas aseguradoras puedes contar con acceso a una segunda opinión médica ante cualquier enfermedad grave y la posibilidad de poder acceder a videollamadas o chat médicos, para consultas médicas.


¿QUÉ SEGURO MÉDICO CONTRATAR?

Contratar un seguro de salud dependerá, en todo momento, de las necesidades específicas de cada persona o de la familia. Existen muchos tipos de seguros diferentes y aseguradoras que dan coberturas básicas, completas o de reembolso, pero cada paciente debe evaluar, comparar y contratar aquella que le garantice la cobertura que está buscando.

Además, también existe la posibilidad de contratar un seguro de diferentes tipos: salud para parejas, familias enteras, niños…

Por lo que, antes de tomar la decisión de contratar una póliza, es necesario tener en cuenta todos lo factores que queremos que ésta cubra.

CONSEJOS PARA CONTRATAR UN SEGURO MÉDICO

A continuación, vamos a dar una serie de consejos para tener en cuenta antes de llevar a cabo la contratación de cualquier seguro de salud. Para que el resultado final sea justo el esperado y no sobrevengan, en el futuro, problemas con ninguna cobertura.

 

Prestar atención a los periodos de carencia

Los periodos de carencia es algo que debemos tener muy en cuenta. Casi todas coberturas contratadas están activas desde el mismo momento en el que se formaliza la contratación, pero en según qué pruebas diagnósticas, hospitalizaciones o tratamientos en concreto, hay que esperar un tiempo mínimo estipulado para poder acceder al servicio.

Aunque no todas las pólizas ni seguros tienen este tipo de carencias, sí es posible que en muchas debamos esperar el tiempo preestablecido para poder utilizar el servicio. Como es el caso, por ejemplo, de todos los temas relacionados con el embarazo o los partos que, el período de carencia estipulado, está alrededor de los 8 meses.

Aún así, es conveniente saber que cualquier período de carencia queda automáticamente eliminado en caso de urgencia vital, independientemente de lo firmado en la póliza contratada.

Cobertura de la póliza: supuestos en los que no cubre

Otro de los puntos imprescindibles para tener en cuenta antes de contratar un seguro de salud, son los supuestos preestablecidos que no forman parte de la cobertura de la póliza.

Es decir, aunque se contrate una póliza con todas sus coberturas, en el mismo contrato se especifican cuáles son las circunstancias en las que, bajo ningún concepto, se podrá hacer uso del seguro sanitario privado.

Éstas, por norma general, suelen ser:

  • Tratamientos por enfermedades preexistentes en el momento de la contratación, y que deben ser informadas en el cuestionario de salud de cada asegurado
  • Lesiones derivadas de prácticas deportivas de alto riesgo
  • Colocación de prótesis que no sean ortopédicas
  • Tratamientos para la infertilidad
  • Interrupción voluntaria del embarazo
  • Limitaciones en trasplantes

 

Límites de edad

La mayoría de las aseguradoras fijan el límite máximo de contratación de un seguro de salud entre los 64 y los 69 años. Aunque, existen algunas aseguradoras que lo han ampliado a los 75 años.

 

Copago

El copago es otro factor a tener en cuenta cuando se está escogiendo qué póliza contratar.

Consiste, básicamente, en que el cliente debe abonar, en el momento de utilizar el servicio médico, una parte del coste del tratamiento, prueba o visita que haya llevado a cabo y, la aseguradora, se hace cargo de la parte restante.

La mayoría de las aseguradoras cuentan con este sistema, ya que así se reduce el importe mensual, trimestral, semestral o anual que el asegurado paga y se garantiza el uso responsable de los servicios médicos. Con la modalidad de copago, podrás acceder a los mismos servicios y/o coberturas, que un seguro Sin Copago.

Así que, ¡ya lo sabes! Si estás pensando en contratar tu seguro de salud ten en cuenta todos estos consejos. De este modo, obtendrás todas las coberturas que realmente necesitas para poder vivir con más tranquilidad.

NUEVOS TIEMPOS