BLOGS
13/01/2022 09:43 CET | Actualizado 13/01/2022 09:43 CET

Cumplimos compromisos, seguimos avanzando

El balance de esta primera mitad de la legislatura no puede ser mejor.

JAVIER SORIANO via AFP via Getty Images
El presidente del Gobierno España, Pedro Sánchez.

Hace una semana se cumplían dos años de la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, tiempo en el que el jefe del ejecutivo ha tenido que gestionar situaciones sumamente complicadas, muchas de ellas provocadas por una pandemia sin precedentes.

A pesar de ello, el balance de esta primera mitad de la legislatura no puede ser mejor. Muchas veces, cuando me preguntan “¿Cómo va por Madrid?”, mi respuesta recurrente suele ser un “Muy bien, a pesar del ruido, estamos sacando adelante una intensa agenda legislativa”. Y así es. Aunque el combate contra las consecuencias de esta terrible pandemia de la Covid ha obligado a resituar prioridades, resultan evidentes los grandes avances sociales que se están produciendo. Al conocido como escudo social, se añade un enorme paquete legislativo que seguirá desplegándose en este 2022.

Si una ley es conocida popularmente como “Ley Mordaza”, es que algo pasa y ese algo hay que cambiarlo

Después de unos presupuestos ya ratificados por las Cortes que consolidan la recuperación social, el Congreso verá en próximas fechas el nuevo acuerdo entre sindicatos y patronales para cambiar unas condiciones laborales extremadamente precarias y con excesos de temporalidad que aún tenemos vigentes desde la terrible etapa del Gobierno de Mariano Rajoy. También la reforma necesaria en la Ley de Seguridad Ciudadana, porque si una ley es conocida popularmente como “Ley Mordaza”, es que algo pasa y ese algo hay que cambiarlo.

Y vendrán más, como la Ley de vivienda para hacer que lo que dice la Constitución sea un derecho real y no poesía, porque pocas cosas puede haber peores que no tener ni un sitio en el que vivir o vivir asfixiado porque gran parte de la nómina tiene que destinarse al alquiler. También veremos nuevas leyes en el ámbito de la defensa de los derechos LGTBI o la lucha contra el machismo, con un hito importante como avanzar hacia la prohibición de la prostitución o, lo que viene a ser lo mismo, la explotación sexual de las mujeres que menos recursos tienen. También veremos cómo, de nuevo, vuelve a subir el Salario Mínimo Interprofesional como nunca ningún otro Gobierno lo había hecho. Y tantas otras medidas y compromisos que van cumpliendo y que nos permiten seguir avanzando.

También nos permiten derribar falsos mitos de barras de bar que pregonan que da igual quién gobierne

Bien, y que también nos permiten derribar falsos mitos de barras de bar que pregonan que da igual quién gobierne. Queda claro que no es lo mismo que estén al frente del gobierno quienes creen en el entendimiento y el progreso para todos, que aquellos que solo desean el lío y las políticas para unos pocos. Larga vida, pues, al Gobierno de Pedro Sánchez.