NOTICIAS
09/12/2020 19:11 CET | Actualizado 09/12/2020 19:21 CET

España baja de los 200 casos de incidencia y Sanidad notifica 9.773 contagios y 373 fallecidos

La curva de casos se mantiene a la baja como en jornadas anteriores.

ASSOCIATED PRESS
Una enfermera agarra la mano de una de sus pacientes en un hospital español

Las comunidades autónomas han notificado este miércoles al Ministerio de Sanidad 9.773 nuevos casos de COVID-19, 2.305 de ellos diagnosticados en las últimas 24 horas. Esto supone una cifra ligeramente superior con respecto a los 9.331 del mismo día de la semana anterior.

La cifra global de contagios en España se eleva ya a 1.712.101 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 193, frente a 215 este lunes y 251 el miércoles pasado, con un total de 90.884 positivos en las pasadas dos semanas.

De los 2.305 casos diagnosticados ayer, 109 corresponden a Andalucía, 106 a Aragón, 104 a Asturias, 106 a Baleares, 103 a Canarias, 88 a Cantabria, 48 a Castilla-La Mancha, 149 a Castilla y León, 257 a Cataluña, 35 a Comunidad Valenciana, 38 a Extremadura, 346 a Galicia, 239 a Galicia, cinco a Melilla, cuatro a Murcia, 86 a Navarra, 427 a País Vasco y 55 a La Rioja.

En el informe de este miércoles se han añadido 373 nuevos fallecimientos, en comparación con los 394 del lunes y 273 del miércoles pasado. Hasta 47.019 personas con prueba diagnóstica positiva han fallecido desde que el virus llegó a España, de acuerdo con los datos recogidos por el Ministerio. En la última semana han fallecido 700 personas con diagnóstico de COVID-19 positivo confirmado en España.

Este lunes, último informe conocido tras no publicarse el del martes, España había registrado sus mejores datos tras el fin de semana en varios meses, con un descenso en contagios (17.681) y fallecimientos (394), si bien aún siguen siendo cifras altas, recalcan los responsables sanitarios.

En el mundo, Reino Unido avanza en la administración de las primeras vacunas de Pfizer, como es el caso de Margaret Keenan, de 90 años, al que se van sumando otros como Canada, que lo ha autorizado este miércoles. Rusia, por su parte, ya ha reportado haber iniciado sus programas de vacunación.