NOTICIAS
30/03/2021 18:47 CEST | Actualizado 30/03/2021 21:04 CEST

La incidencia baja ligeramente por un ajuste de población y la curva rompe su tendencia al alza

Sanidad comunica 4.994 casos y 106 fallecidos, menos que los últimos días.


Doble respiro en la estadística del coronavirus. La incidencia en España ha bajado ligeramente a 146 (tres puntos desde ayer), por una revisión en la población al actualizarse el censo, mientras que la ‘curva’ de casos y fallecidos se frena con respecto a días anteriores. Sanidad ha comunicado 4.994 casos y 106 fallecidos.

Los positivos totales son 3.275.819, con 3.325 en las últimas 24 horas. De esa última cifra el ministerio señala que la estadística de Andalucía no está actualizada (solo marca 11 contagios desde ayer), por lo que la cuenta real debería ser mayor.

La cifra de fallecidos con diagnóstico confirmado desde que hay registros en España es de 75.305. En la última semana, la estadística es de 265, lejos de registros recientes, algo que valoró positivamente Fernando Simón en su última rueda de prensa.

Pese al descenso de incidencia, esta sigue rozando el riesgo alto (superior a 150), mientras que la situación es crítica en Madrid (257,54) y Navarra (281,76), además de en las ciudades autónomas de Melilla (492,67) y Ceuta (282,65).


Los datos del lunes mostraron el peor inicio de semana en un mes
(sin contar el del puente de San José, que duró tres días) con 15.501 casos, aunque menos muertes (189) y un aumento de la incidencia de más de diez puntos.

Las mascarillas, aún más presentes a partir de ahora

Este martes, el BOE recoge una actualización en la ley que obliga a usar la mascarilla. Desde ahora es obligatorio llevarla siempre, se cumplan o no los 1,5 metros de distancia de seguridad, incluidos espacios como parques o playas.

La medida, que ya ha generado controversia, pretende evitar un incremento en la transmisión de la que ya han advertido las autoridades. Fernando Simón habla de una “fase de crecimiento” en España que podría extenderse otra semana si no cambia nada. El doctor ve la Semana Santa como un punto crucial en la evolución de la pandemia.

NUEVOS TIEMPOS