El paro cae en 2.921 personas en marzo, pero los contratos fijos se disparan superando el 30%

Es el menor nivel de desempleo registrado en este mes desde 2008. La afiliación a la Seguridad Social logra su mejor tasa mensual desde 2019. El paro de los transportistas influye negativamente en la recuperación.

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 2.921 desempleados en marzo (-0,09%), veinte veces menos de lo que descendió en igual mes de 2021, cuando retrocedió en 59.149 personas.

La caída del desempleo en marzo ha situado la cifra total de desempleados en 3.108.763 personas, su menor nivel en un mes de marzo desde 2008, según datos publicados este lunes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Desde 1996, año en el que arranca la serie histórica comparable, se han registrado subidas del paro en 5 meses de marzo y bajadas en 22. El de este año es el menor descenso de la serie. Hasta ahora, lo era el de 2013, cuando el desempleo se redujo en 4.979 personas. En términos desestacionalizados, el paro registrado subió en marzo de este año en 25.682 personas.

En el último año el desempleo acumula un descenso récord de 840.877 parados, lo que supone un 21,3% menos, con un retroceso del paro femenino de 446.671 mujeres (-19,6%) y una caída del desempleo masculino de 394.206 varones (-23,6%).

Mayor bajada entre las mujeres

El paro sólo bajó en marzo en el sector servicios, que restó 18.090 desempleados (-0,8%), y subió en el resto de sectores, principalmente en el colectivo sin empleo anterior, que sumó 6.764 parados (+2,7%) y en la construcción, donde aumentó en 5.664 personas (+2,3%). Por su parte, en la agricultura se incrementó en 1.568 desempleados (+1%) y en la industria, en 1.173 parados (+0,4%).

El paro retrocedió en marzo entre las mujeres y subió en los varones. Así, el desempleo masculino aumentó en 6.298 personas en marzo (+0,5%), frente a un descenso del paro femenino de 9.219 mujeres (-0,5%). De este modo, al finalizar el tercer mes del año, el número de mujeres en paro se situó en 1.831.428 y el de hombres, en 1.277.335.

Por edades, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años subió un 3,3% en marzo, con 7.365 parados más que a cierre de febrero, mientras que el paro de las personas con 25 años y más bajó en 10.286 desempleados (-0,3%).

Pese al repunte de marzo, el número de parados jóvenes inscritos en las oficinas de empleo ha alcanzado su cifra más baja en este mes dentro de la serie histórica, con un total de 232.842 desempleados. Supone, además, un descenso del 34,9% en comparación con marzo de 2021.

La reforma laboral se nota en la contratación indefinida

En marzo se registraron 1.671.841 contratos, un 19,1% más que en el mismo mes de 2021. De todos ellos, 513.677 fueron contratos indefinidos, la mayor cifra de toda la serie en cualquier mes.

Este volumen de contratos fijos es un 147,9% superior al de marzo de 2021 y representa el 30,7% del total de contratos efectuados en el tercer mes del año, frente al 14,8% de marzo de 2021, cuando aún no estaba en vigor la reforma laboral.

Desde el mes de diciembre de 2021, cuando el total de contratos fijos suponía el 10,3% de la contratación, los contratos indefinidos han triplicado su peso debido a la reforma laboral, vigente desde finales de diciembre del año pasado.

En los tres primeros meses del año se han realizado 4.712.230 contratos, un 20,2% más que en el primer trimestre de 2021. De esta cantidad, 1.069.190 fueron contratos fijos, más del doble que entre enero y marzo del año pasado (+130,5%).

En comparación con marzo de 2019, es decir, en ausencia de pandemia, en marzo de este año se han efectuado 334.000 contratos indefinidos más y 372.000 temporales menos.

El Ministerio ha informado además de que el gasto en prestaciones derivadas de trabajadores en ERTE alcanzó en febrero (último dato disponible) la cifra de 82 millones de euros, por encima de los 80 millones de enero y lo mismo que en diciembre de 2021.

La Seguridad Social logra su mejor afiliación desde 2019

La Seguridad Social ganó una media de 140.232 cotizantes en el mejor mes de marzo desde 2019 pese a la guerra en Ucrania y al paro vivido en el sector del transporte que, aunque se dejó notar en algunos días del mes, acabó registrando un comportamiento similar al de otros años previos a la pandemia.

Con este repunte de afiliados, el número total de ocupados se situó al finalizar marzo en 19.834.504 cotizantes, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que ha destacado que este repunte de la ocupación está “en línea con el crecimiento habitual de los meses de marzo”.

El incremento mensual de este año, que en valores relativos fue del 0,7%, duplica el registrado en marzo de 2021, cuando el sistema sumó 70.790 ocupados, y contrasta con el descenso de 243.469 afiliados de marzo de 2020, mes en el que se hundió la ocupación tras declararse la pandemia. En marzo de 2019, antes del Covid, el aumento de la afiliación fue ligeramente superior al de este año (+155.104 nuevos cotizantes).

En términos desestacionalizados, el número de cotizantes a la Seguridad Social se incrementó en marzo en 23.998 trabajadores (+0,1%), lo que situó el total de ocupados en 19.958.479 personas.

Con esta cifra no sólo se supera el nivel previo de afiliados al inicio de la pandemia (472.615 cotizantes más que en febrero de 2020), sino que se alcanza el volumen más alto de afiliados de la serie histórica desestacionalizada, según ha resaltado el Ministerio.