INTERNACIONAL
28/04/2021 17:18 CEST | Actualizado 28/04/2021 17:18 CEST

Los dos datos que demuestran que recibir solo una de las dos dosis no es 'quedarse a medias'

Un estudio de las autoridades de salud inglesas defiende los beneficios del tratamiento de una única toma contra el coronavirus.

SOPA Images SOPA Images/LightRocket via Gett
Una persona recibe la dosis de AstraZeneca

Recibir solo una dosis de la vacuna contra el coronavirus no significa dejar la inmunización a medias. Un reciente estudio de la Agencia de Salud Pública de Inglaterra detalla que la tasa de infecciones entre los pacientes que se contagian tras ponerse una de las dos ‘inyecciones’ bajó en un 65% y su capacidad de transmitir el virus se redujo a la mitad.

Los datos del primer estudio concluyen que 21 días después de recibir la toma única de las vacunas de Pfizer o AstraZeneca, la tasa de infecciones sintomáticas se redujo en un 72% y las que no mostraron síntomas hicieron lo propio en un 57%, según fuentes de la farmacéutica británica.

En su propio comunicado, el Public Health England (PHE) muestra que los voluntarios que recibieron un pinchazo (de los dos que conforman la pauta completa) marcaron entre un 38% y un 49% menos de probabilidades de expandir el virus a sus familiares y contactos estrechos que quienes no estaban vacunados.

En familia, igual que en pisos compartidos o cárceles

El estudio ha incluido a más de 57.000 contactos de 24.000 hogares de Inglaterra en los que había un caso confirmado por laboratorio que había recibido una vacuna, en comparación con casi un millón de contactos de positivos no vacunados. Los investigadores apuntan a que los resultados obtenidos en un entorno familiar podrían ser similares en otros escenarios como alojamientos compartidos y prisiones.

Estos beneficios son similares tanto en mayores de 75 años como en menores de esa edad, sostiene AstraZeneca citando datos del informe. También apunta que las vacunas han demostrado ser eficaces frente a variantes compatibles con la cepa Kent, conocida con el nombre de “cepa británica”.

Los resultados del trabajo ven la luz cuando en países como España aún no hay una decisión sobre qué hacer con más de dos millones de vacunados con solo una dosis de AstraZeneca. Por edad, Sanidad decretó que los menores de 60 ya no pueden recibirla, aunque la EMA aconsejó que se les administre para completar la pauta de vacunación de 4 a 12 semanas tras la inicial, en línea con la opinión de buena parte de los expertos en la materia.

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE