VIRALES
17/07/2020 13:29 CEST | Actualizado 17/07/2020 15:59 CEST

David Callejo, el médico que triunfa en Instagram explicando el virus: "A nadie le gustaría ser Fernando Simón"

Su cuenta tiene 120.000 seguidores y un vídeo suyo ha obtenido los cuatro millones de reproducciones.

David Callejo
El médico David Callejo, preparado para grabar un vídeo.

Sus días parecen que tengan muchas más de 24 horas. A su labor como médico anestesista en el hospital público madrileño Gregorio Marañón y en el privado Quirón San José, añadió un trabajo como coordinador en una academia para preparar a médicos que se presentan al MIR. Pero no le era suficiente. Entonces, David Callejo decidió sumarle la difícil misión de divulgador sanitario en las redes sociales... y ha triunfado. 

Su cuenta de Instagram, donde ya acumula 120.000 seguidores, se ha convertido en un espacio en el que conocer mejor a la covid-19. Este médico madrileño, de 33 años, publica vídeos en los que explica con detenimiento temas que van desde las vacunas o los fármacos en desarrollo hasta los rebrotes que afectan a toda España. También utiliza el perfil como vehículo de consulta, ya que sus seguidores le envían dudas de todo tipo.

Lo que empezó como una forma de refuerzo a sus alumnos de medicina se ha convertido en una gran comunidad para hablar de tamas sanitarios. “Empecé con la cuenta hace casi dos años. Los alumnos que preparaba en la academia me decían que por qué algunos temas que les resultaban difíciles no los explicaba en Instagram, así que comencé un poco animado por ellos”, rememora Callejo sobre sus orígenes.

Poco a poco, su perfil fue dejando de mezclar imágenes de su vida personal con vídeos destinados a sus alumnos y se fue convirtiendo en una cuenta enfocada a hablar de temas de medicina y salud. Pero con la llegada a nuestras vidas del Sars-CoV-2 llegó también su boom.

“Antes de la pandemia tenía como 12.000 o 13.000 seguidores, que eran  estudiantes o profesionales que querían estar actualizados sobre ciertos temas. Con la llegada del coronavirus subí un vídeo que se hizo viral alertando a la gente que se quedara en casa y, no sé por qué, ha alcanzado casi los cuatro millones de reproducciones”, confiesa el sanitario.

Aunque reconoce que sí que pidió a sus alumnos difusión, nunca se pudo imaginar que iba a alcanzar esa cifra. Tampoco podía creer que iba a tener tantos seguidores. En cambio, cuatro meses más tarde raro es el vídeo que publica y no alcanza las 40.000 visualizaciones superando muchos las 70.000 e incluso las 100.000.

Sin embargo, a Callejo no le importa que la cifra de seguidores sea más grande o más pequeña, va más allá: “Me interesa que sea útil para la gente y lo que veo es que parte de la población ha estado tranquila y, en algunos casos, es por mis vídeos. También han entendido un poco mejor las cosas y nos hemos protegido todos mejor... Tener más o menos seguidores me da lo mismo”.

Igual que modernizarse a la hora de editar o de grabar un vídeo. El médico se ríe y recuerda una anécdota, cuando le ofrecieron una pizarra electrónica para grabar los vídeos, pero decidió quedarse con la suya de toda la vida. 

Él solo pretende solventar dudas, igual que cuando, tras unas doce horas de trabajo entre los hospitales y la academia, llega a casa e intenta responder a las preguntas de la gente: “Las cuestiones estrella son que van a hacer cualquier cosa, desde ir a la compra o tener una cena con familiares, y si hay riesgo de contagiarse. También muchos se interesan por la vacuna o los distintos tratamientos y por la situación en el hospital, si es verdad que es tan grave la cosa”.

Sin embargo y aunque parezca una labor importante a la hora de concienciar a la población, desvela que ha recibido críticas de parte los usuarios debido a la politización que se ha hecho del virus.

“Cuando subía algo apoyando algunas medidas del Gobierno recibía insultos y comentarios diciéndome que les hacía propaganda y que estaba pagado por ellos. Cuando criticaba medidas como los controles en los aeropuertos pasaba a ser de la extrema derecha y estaba financiado por ellos”, concreta.

Respeto al virus

Callejo, ya con los hospitales de Madrid más tranquilos, aprovecha para repetir un mensaje que se viene dando en las últimas semanas: “Seguimos teniendo mucho respeto al virus. Esto no está controlado y lo importante es no contagiarse. Para eso hay que cumplir con el DiMaMa que digo siempre, es decir, distancia de seguridad, lavado de manos y mascarillas. Esto es básico”.

Además, utiliza su capacidad didáctica, de la que hace gala en sus vídeos y en sus clases, para comparar los rebrotes con un incendio y evitar el uso de oleada. 

“La comparación con que esto es una ola no es del todo buena. Una ola la ves de lejos y te vas corriendo o te intentas proteger. Para mí esto es como un incendio, tenemos un foco de fuego en un sitio y cuando lo apagas te das la vuelta y tienes otro foco detrás, en Lleida. Te giras y otro en Huesca y después otro en Galicia, etc. Es un gran incendio, estamos en verano y está todo muy seco, en cuanto sople algo de aire para un lado o para otro habrá más rebrotes. Por eso es importante que la gente se proteja”, afirma Callejo, que no duda en destacar la importancia de los rastreadores, por muy difícil que lo tengan. 

Con el objetivo de estar prevenidos e ir por delante del virus, este anestesista pide un plan de contingencia al Gobierno con medidas, por ejemplo, como la de hacer PCR en origen a los turistas que vienen a España.

“Creo que debería de ser obligatorio hacer PCR en origen. Tomar la temperatura, hacer una encuesta y un examen visual me parece un disparate. Habría que tener una PCR negativa en las últimas 24 o 48 horas y, aunque puede ser que tengas la mala suerte de contagiarte en ese tiempo, sí que se puede optimizar y reducir el riesgo”, asegura Callejo, que señala lo difícil que es la gestión de la pandemia, ya que hay que proteger la salud sin hundir la economía.

“A nadie le gustaría ser Fernando Simón ahora mismo.  Es difícil tomar medidas y que todos estemos de acuerdo, pero creo que sí que es importante que escuchen a los médicos porque podemos mejorar entre todos, como cuando aprobaron que salieran niños al mercado y no a dar paseos, que se rectificó”, continúa.

Según su opinión, se han tomado medidas buenas, mientras que otras han sido muy mejorables. Pero sobre todo, manda un mensaje claro a las autoridades para que tomen medidas con antelación y no se dejen adelantar por el virus: “La siguiente ola puede pasar y no se puede colapsar ni el país ni la sanidad porque hemos vivido situaciones críticas”.

Y si pasa, ahí estará Callejo y el resto de sanitarios, protegiendo y salvando a las personas en interminables jornadas de trabajo y, como en su caso, concienciando en sus escasos ratos libres. “A los 35 bajaré el listón, pero la realidad es que me gusta mi vida, me lo pasó bien”, finaliza entre risas.

Photo gallery Famosos que han fallecido por coronavirus See Gallery

NUEVOS TIEMPOS