INTERNACIONAL
02/10/2019 10:05 CEST

De qué va el duro enfrentamiento entre la candidata demócrata Elizabeth Warren y Zuckerberg

El cofundador y consejero delegado de Facebook ha prometido a sus empleados 'luchar y ganar' si la aspirante a la candidatura demócrata a presidencia de EEUU

REUTERS
Mark Zuckerberg este martes dirigiéndose a los empleados de Facebook.

Lucha de gigantes. Él, cofundador y consejero delegado de Facebook. Ella, aspirante a candidata demócrata a la presidencia de EEUU. Los dos están enfrentados hasta el punto de que el primero, Mark Zuckerberg, prometió a sus empleados “luchar y ganar” hasta el final. El mundo asiste a un conflicto que, al menos por un rato, ha provocado que en EEUU se hable de otra cosa que no sea el impeachment a su presidente, Donald Trump. Y parece que va para largo.

Todo parte de que la demócrata Elizabeth Warren ha prometido que si resulta elegida sacará adelante su plan de dividir las grandes empresas tecnológicas.

 

REUTERS
La aspirante a candidata demócrata Elizabeth Warren durante un acto de campaña.

En un estilo más agresivo que en sus habitualmente medidas apariciones públicas, Zuckerberg se ha dirigido internamente a sus empleados el pasado mes de julio para tratar cuestiones sobre el presente y futuro de la empresa, una intervención que fue grabada y que este martes ha sido publicada por el portal The Verge.

“Si Warren sale elegida presidenta, apostaría a que tendremos una batalla legal y apostaría a que la ganaremos. ¿Eso sigue siendo malo para nosotros? Sí, no quiero tener que poner una gran demanda a nuestro propio Gobierno. Pero si alguien amenaza con algo tan existencial, entras en el cuadrilátero y luchas”, dijo Zuckerberg.

Sus palabras hacen referencia a la propuesta de la senadora por Massachusetts y aspirante a la candidatura demócrata a la presidencia Elizabeth Warren, quien en varias ocasiones ha pedido que se fuerce a las grandes compañías tecnológicas a dividirse en empresas más pequeñas al considerar “excesivo” su poder tanto en el mercado como en su relación con los usuarios.

Este mismo martes, después de que se revelasen los audios de Zuckerberg, Warren ha redoblado su apuesta y ha asegurado en Twitter que lo “verdaderamente malo” sería no poner remedio a “un sistema corrupto que permite a compañías gigantes como Facebook llevar a cabo prácticas anticompetitivas, pisotear el derecho de privacidad de los usuarios y titubear repetidamente en su responsabilidad de proteger” la democracia.

“No me asusta exigir responsabilidades a las grandes empresas tecnológicas como Facebook, Google y Amazon. Es hora de dividir las grandes tecnológicas”, remachó la senadora en otro tuit.

En las grabaciones filtradas a The Verge, Zuckerberg justifica su oposición al plan de Warren entre otras cosas al asegurar que dividir estas grandes firmas no hará que las interferencias en los procesos electorales sean menos probables, sino al contrario, ya que, a su juicio, “las empresas no podrían coordinarse y trabajar juntas”.

La compañía con sede en Menlo Park (California, EEUU) se ha visto envuelta en los últimos años en multitud de escándalos que han lastrado significativamente su imagen pública, siendo el mayor de ellos el de la consultora británica Cambdrige Analytica, que utilizó una aplicación para recopilar millones de datos de internautas de la plataforma sin su consentimiento y con fines políticos.

La consultora se sirvió de datos de la red social para elaborar perfiles psicológicos de votantes, que supuestamente vendió a la campaña del ahora presidente de EEUU, Donald Trump, durante las elecciones de 2016, entre otros.

Facebook está siendo investigada por posibles prácticas monopolísticas por parte de la Comisión Federal del Comercio, que a mediados de año ya la multó con 5.000 millones de dólares por malas prácticas respecto a su gestión de la privacidad de los usuarios.

ESPACIO ECO