De Ucrania a Galicia: el Alppila, con miles de toneladas de cereal, logra sortear el bloqueo ruso

A partir de este lunes, empezará a descargar las 18.000 toneladas de maíz.
El mercante finlandés Alppila atracado en el puerto de A Coruña.
El mercante finlandés Alppila atracado en el puerto de A Coruña.
MONCHO FUENTESEFE

Un cargamento con 18.000 toneladas de maíz ha conseguido llegar de Ucrania a Galicia. El buque finlandés Alppila ha llegado esta mañana al puerto de A Coruña a través de una ruta marítima abierta por el Báltico para sortear el bloqueo de la armada rusa y será descargado a durante el día a los silos del puerto.

La embarcación, que atracó sobre las ocho de la mañana, está en el muelle del centenario y se prevé que por la tarde pueda empezar la descarga del primer envío de cereal desde Ucrania a través de este itinerario ideado para sortear el bloqueo sobre los puertos ucranianos del Mar Negro vigente desde que comenzó la guerra.

El maíz se descargará en el muelle San Diego para ser almacenado y posteriormente enviado a las fábricas que elaboran el pienso para el ganado, ha explicado la Asociación Gallega de Fabricantes de Alimentos Compuestos (Agafac).

El cereal fue transportado primero por carretera desde las fronteras ucranianas con Rumanía y Polonia hasta el puerto polaco de Swinoujscie, donde fue embarcado en el carguero, que antes de zarpar hacia aguas gallegas hizo escala en el puerto alemán de Brunsbüttel.

Información del viaje.
Información del viaje.
Marine Traffic

Un volumen simbólico

El director de Agafac, Bruno Beade, ha explicado a Efe que la producción de cereales se realiza de manera habitual en el hemisferio norte entre enero y junio, mientras que llega del hemisferio sur entre julio y diciembre.

“En este primer semestre lo normal era traer el cereal de Ucrania, pero se cortó en origen y hasta ahora tuvimos que traerlo de Canadá, Rumanía y, algo, de Francia, que nos han permitido llegar hasta ahora, que ya empezamos a traerlo de Brasil”, ha detallado.

Beade ha matizado que las 18.000 toneladas representan “un volumen simbólico”, pues Galicia consume unas 95.000 toneladas cada mes, por lo que esta cantidad alcanza para apenas seis días.

Galicia empieza ahora a depender del maíz del hemisferio sur, pues ayer mismo llegó a A Coruña otro barco cargado procedente de Brasil.

Asimismo, el portavoz de Agafac ha lamentado el importante aumento de precios de los cereales, que hoy están en el doble de lo que costaban hace un año y medio, pues el mercado ya estaba tensionado, con precios al alza, que se desbocaron por la guerra.

Además, tiene dudas sobre qué pasará con el cereal que está ahora mismo en los almacenes, por cómo está guardado y por cuánto tiempo durará.

En cualquier caso, avanza que es una situación que al final se notará en el bolsillo del consumidor final, pues la alimentación de los animales supone “el cuarenta por ciento de los costes de los ganaderos”.

“Ya tienen aumento del precio de la energía y de los fertilizantes y ahora, del pienso que hacemos con este grano. Producir un litro de leche o un kilo de carne hoy cuesta el doble que hace un año y medio. Al final se acabará notando aunque también los ganaderos asumirán parte de ese coste y perderán dinero”, ha concluido.