BLOGS
28/03/2021 10:19 CEST | Actualizado 28/03/2021 10:19 CEST

Decidimos en Madrid

De Madrid, y solo de Madrid, debe hablarse en esta campaña. De los madrileños y madrileñas debería tratarse este proceso electoral.

VIEW press via Corbis via Getty Images
El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, en el homenaje a las víctimas del 11-M.

El 4 de Mayo se resolverá quién gobernará una comunidad autónoma de casi 7 millones de personas, que debe afrontar el proceso de vacunación, la recuperación económica y hacerlo sin dejar a nadie atrás. Madrid no es tan solo una región de España, no es comparable en sus debilidades y fortalezas frente a otras comunidades Madrid, por sus condiciones innatas, debe compararse en niveles de riqueza, justicia social, innovación y dinamismo con Paris, Londres, Berlín y Roma.

El debate son las políticas públicas y no los políticos. La decisión es cuáles se aplican y no quién exclama más alto o agrade verbalmente al contrario. Los ciudadanos elegiremos a quién debe gobernar una región rica pero desigual, dónde ponemos la atención y los recursos, quién incentiva la protección social o si continúa la praxis del sálvese quien pueda. Quién lidera la recuperación económica acometiendo la transformación imprescindible de nuestro modelo productivo, quién afronta la improrrogable transición ecológica que necesita Madrid y quién la sitúa en la vanguardia de la transformación digital. Hace falta liderazgo para transformar.

Quién lidera el proceso de vacunación, quién recupera nuestro sistema público sanitario que tanto ha sufrido durante la pandemia y quién pone a Madrid en concordancia con el resto del país en cuanto a medidas sanitarias ante el virus. Hace falta liderazgo para hacer.

También decidiremos el Gobierno que represente los valores del conjunto de los madrileños, tanto para su gestión como en su proyección ante el resto de España y Europa. Si quieres un Madrid cosmopolita, que nos sitúe en la reactivación económica con valores de sostenibilidad, investigación y digitalización. Un Madrid dinámico e innovador que aprovecha el inmenso talento que tenemos para ganar el futuro.

También decidiremos si queremos un Gobierno dedicado a gobernar, a ejercer su función constitucional, que en su lenguaje y formas primen la coordinación y la cooperación. Acabar con ese atrincheramiento permanente contra todas las instituciones, que confunde Génova con Sol, que instrumentaliza las instituciones como si fuera un patrimonio indivisible del PP.

Decidimos si damos, por fin, un rechazo moral en institucional a la corrupción

Decidimos si damos, por fin, un rechazo moral en institucional a la corrupción que hemos vivido con presidentes del PP investigados y pasando por los juzgados a causa de las décadas que han convertido a Madrid en el epicentro de las corruptelas.

Tengo claro que Ángel Gabilondo es mi Presidente. Representa lo que se necesita en el presente y en quien confiar para asentar las bases del futuro. De eso tratan estas elecciones. Decidir entre un presente con distinta perspectiva y un futuro que se construya con políticas transformadoras o radicalizar al extremo las políticas que nos han llevado hasta aquí, anclándonos a un tiempo que ya no existe en otro lugar de Europa.

No lo duden, la otra opción es el exponente máximo de la derecha que viene, representada en la suma de PP y Vox que enarbola Isabel Díaz Ayuso. Supondría la instalación definitiva del insulto y la radicalidad como lenguaje, de las políticas que destruyen la igualdad, en definitiva, el ultimo reducto del populismo de derechas en Europa. Y sería como siempre hace la derecha española, a contracorriente de lo que pasa en el resto del mundo.

El conservadurismo de 26 años del PP nos ha llevado a una sociedad con desajustes sociales y económicos

El conservadurismo de 26 años del PP nos ha llevado a una sociedad con desajustes sociales y económicos donde la exhibición del individualismo se muestra como emblema. Políticas que han creado una brecha territorial, económica y social entre madrileños y madrileñas.

Si la crisis anterior provocó un aumento significativo de la vulnerabilidad social, la derivada de la pandemia ha incidido en elevar las cuotas de desigualad en Madrid. La permanencia de las políticas ultraliberales y neoconservadoras puede llevarnos a una quiebra social y económica difícilmente reparable. La igualdad de condiciones y oportunidades están al límite de la desaparición en Madrid, con un Gobierno del PP y la ultraderecha se escribiría su esquela.

Photo gallery Cosas que no sabías de Díaz Ayuso See Gallery

NUEVOS TIEMPOS