NOTICIAS
11/02/2020 14:26 CET

Denunciado un vigilante de una discoteca de Esparreguera por una agresión homófoba

Un joven relata que le pegó por besarse con su pareja en los lavabos del local y mientras les gritaba: "¡Maricones!"

ASSOCIATED PRESS
Bandera de Amnistía Internacional en el pasado Orgullo de Madrid (2019), con el lema "Sé quien quieres ser. Amar no es delito". 

Un joven homosexual vecino de Esparreguera (Barcelona) ha denunciado ante los Mossos d’Esquadra haber sido agredido por un vigilante de seguridad de una discoteca de la citada localidad por besarse con su pareja en los lavabos del local y mientra les gritaba: ”¡Maricones!”.

Según la denuncia, a la que ha tenido acceso Efe, los hechos sucedieron el pasado sábado, día 8 de febrero, cuando los dos jóvenes se estaban besando en un compartimento del lavabo de la discoteca y entró el vigilante gritando: ”¡Acto sexual!”, mientras la emprendió a bofetadas con uno de los jóvenes.

Estos, que reconocen que tenían los botones de la camisa desabrochados, aseguran que intentaron calmar al vigilante y accedieron a salir del lavabo, pero este siguió pegando a la víctima, causándole heridas en la cabeza.

Según ha explicado la víctima a EFE, había acudido a la discoteca acompañado por su pareja y su hermano, que fueron testigos de la agresión, durante la cual el vigilante le agarró por el cuello y le dijo: “O te callas o te doy un cabezazo”. El denunciante, que ha presentado su denuncia en la comisaría de los Mossos en Martorell, ha explicado que durante la agresión les espetó en varias ocasiones el término “maricones”.

La víctima ha denunciado que una vez fuera y, en presencia de su hermano, oyó a otros vigilantes de la discoteca haciendo mofa de su agresión y en referencia al presunto agresor les oyó decir: “pobre, lo que debe haber visto para meterles esa paliza”. 

En declaraciones a Efe, el presidente del Observatorio contra la Homofobia (OCH), Eugeni Rodríguez, ha calificado los hechos de “muy graves” y ha recordado que “los vigilantes de seguridad de una sala deben realizar un servicio para crear las condiciones para que las personas se sientan seguras”.

Rodríguez ha asegurado que el trabajador de seguridad “vulneró el derecho afectivo-sexual a manifestarte con otra persona como quieras” y ha insistido en que “es necesaria una mayor contundencia por parte de las diferentes administraciones públicas” ante el rebrote de la homofobia que hay en Catalunya. También ha exigido urgentemente “un reglamento de régimen sancionador que pueda establecer mediadas concretas ante esta lacra LGTBIfóbica”.

Por su parte, el alcalde de Esparreguera, Eduard Rivas, ha mostrado a Efe su “rechazo total” ante los hechos ocurridos y ha considerado que “es intolerable que sucedan en pleno siglo XXI”. Rivas ha anunciado que “el ayuntamiento tomará medidas que afectarán el horario del local”, ya que no es la primera denuncia contra esta discoteca que recibe, y también estudiará si se persona como acusación popular por este caso. 

Photo gallery Besos contra la homofobia See Gallery