La derrota de Le Pen desata la guerra en la extrema derecha

"No estoy seguro de que sea decisi贸n de Marine Le Pen volver a ser la presidenta del partido".
Marine Le Pen tras la derrota del domingo 24.
Marine Le Pen tras la derrota del domingo 24.
FRANCOIS MORI/ASSOCIATED PRESS

Ni un minuto que perder. Nada m谩s tomar la palabra tras los resultados de las elecciones presidenciales del domingo 24 de abril, la candidata de Agrupaci贸n Nacional, Marine Le Pen, declar贸 la 鈥渂atalla de la legislatura鈥, sin dejar claro cu谩l ser谩 su propio papel en esta batalla. Esta voluntad de pasar p谩gina r谩pidamente delata su intenci贸n de ocupar el espacio y cortar la hierba bajo los pies de quienes quieran cuestionar el liderazgo que la familia Le Pen ha ejercido sobre la extrema derecha francesa durante cincuenta a帽os.

La ausencia de felicitaciones p煤blicas al ganador, rompiendo as铆 con las tradiciones habituales, revela la urgencia del momento. Detr谩s de su discurso con aires de victoria, Marine Le Pen sabe que la carrera en la derecha ha comenzado y que son muchos quienes aspiran a sustituirla.

鈥溌縀stamos condenados a perder?鈥

Conocidos los resultados, 脡ric Zemmour hurg贸 en la herida. 鈥淓s la octava vez que el apellido Le Pen ha sido derrotado鈥, dijo el fundador de 隆Reconquista! 鈥澛縀stamos condenados a perder? 驴Es inevitable que los defensores de las ideas nacionales pierdan siempre las elecciones?鈥, se pregunt贸 el excandidato presidencial, que lanz贸 un 鈥渓lamamiento a la unidad nacional鈥 para las elecciones legislativas.

Todo esto molesta mucho en las filas lepenistas. 鈥澝塺ic Zemmour deber铆a desinflar su cabeza, que es enorme. Y deber铆a dejar de insultar a la gente鈥, ha protestado Louis Aliot, alcalde de Perpi帽谩n. 鈥淧ersonalmente, no me esperaba un ataque suyo en la noche de la segunda vuelta鈥, ha admitido Aliot, que no ve 鈥渃贸mo podr铆a haber una alianza鈥 con 隆Reconquista! 鈥渄ada la forma en que Eric Zemmour trat贸 el problema ayer鈥.

En el otro lado, la posici贸n firme de Marine Le Pen no est谩 siendo bien recibida. Tanto que la propia sobrina de Le Pen, Marion Mar茅chal, ha dado un paso al frente para aumentar la presi贸n sobre el cuartel general de Agrupaci贸n Nacional. 鈥淪e trata de la supervivencia de Francia鈥, ha tuiteado la vicepresidenta del partido de Zemmour, compartiendo un gr谩fico para demostrar el potencial electoral de la 鈥渦ni贸n nacional鈥 propuesta por 脡ric Zemmour.

Tenemos una enorme responsabilidad: construir una Uni贸n Nacional con 隆Reconquista!, la Agrupaci贸n Nacional, Francia en Pie y la La Rep煤blica para que el bloque nacional pueda ser el primer bloque por delante del macronista y el melenchonista en la Asamblea Nacional. La supervivencia de Francia depende de ello.

En Twitter, las ejecutivas de los dos partidos de extrema derecha discuten abiertamente, lo que deja entrever las escasas posibilidades de que las dos fuerzas lleguen a un acuerdo antes del 20 de mayo, fecha l铆mite para presentar las candidaturas. Entre bastidores, algunos son menos pesimistas. 鈥淎 nivel local podr铆a haber acuerdos, pero ser谩 caso por caso. Sigue siendo una propuesta de inter茅s para nuestras ideas鈥, explica un ejecutivo de 隆Reconquista! que pas贸 por Agrupaci贸n Nacional.

鈥淣o veo por qu茅 deber铆a parar鈥

M谩s all谩 del riesgo de dividir al electorado nacionalista en las elecciones legislativas (unas elecciones que no se les dan nada bien a la extrema derecha en su formato actual), Marine Le Pen tambi茅n tendr谩 que lidiar con aquellos que quieren planificar el futuro de la extrema derecha sin ella. Entre ellos, Robert M茅nard, alcalde de B茅ziers elegido en 2014 con el apoyo del Frente Nacional, que no comparti贸 el triunfalismo mostrado por la candidata a pesar de su clara derrota.

鈥陈緾贸mo puede estar hablando de una victoria rotunda? Est谩 claro que esa es su lengua de madera y que les est谩 haciendo la pelota a los militantes. Esto no es serio鈥, comenta Robert M茅nard en franceinfo, sin esconder su 鈥渋nmensa decepci贸n鈥 tras esta en茅sima derrota electoral. Y a帽ade: 鈥淨uiz谩 tengamos que imaginar la derecha con otras personas鈥.

Es una forma de cuestionar en voz alta el futuro pol铆tico de Marine Le Pen, una crisis sucesoria que ella misma abri贸 al sugerir en Le Figaro en febrero que esta campa帽a presidencial ser铆a 鈥a priori鈥 su 煤ltima. Seg煤n un portavoz de Agrupaci贸n Nacional, Le Pen podr铆a no retomar la presidencia del partido, tras la 鈥渆xcedencia鈥 que se tom贸 mientras dur贸 la campa帽a electoral. 鈥淣o estoy seguro de que sea decisi贸n de Marine Le Pen volver a ser la presidenta de un partido pol铆tico que ha llevado a un nivel sin precedentes鈥.

Por su parte, Jean-Marie Le Pen no la ve colgando los guantes. 鈥淭eniendo en cuenta que yo no he parado a los 94 a帽os, no veo por qu茅 ella deber铆a parar a los 55鈥, ha declarado a L鈥橭bs su padre, que considera que su hija 鈥渁煤n no se ha ganado la jubilaci贸n鈥. Primero tendr谩 que ganar la guerra a la extrema derecha, un ejercicio en el que la familia Le Pen siempre ha salido victoriosa. Otro cantar son todas las elecciones presidenciales en las que padre e hija se han presentado como candidatos.

Este art铆culo fue publicado originalmente en el 鈥楬uffPost鈥 Francia y ha sido traducido del franc茅s por Daniel Templeman Sauco.

Macron, reelegido como presidente de Francia