Desconvocada la huelga de EasyJet

Un acuerdo entre el sindicato de tripulante de cabina y la empresa 'salva' los tres últimos días de julio.
Avión de la compañía EasyJet
Avión de la compañía EasyJet
FABRICE COFFRINI via Getty Images

USO ha desconvocado las tres últimas jornadas de huelga de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de EasyJet previstas para los días 29, 30 y 31 de julio, tras haber alcanzado un acuerdo con la empresa, ha informado este jueves el sindicato en un comunicado.

Después de semanas de “intensas negociaciones”, la comisión negociadora del II Convenio Colectivo de TCP de la aerolínea de bajo coste británica, ha alcanzado un acuerdo sobre condiciones económicas, aprobado por asamblea de trabajadores, que da lugar a la desconvocatoria inmediata de las jornadas de huelga previstas para el próximo fin de semana, ha señalado USO.

El acuerdo, aprobado este jueves por la asamblea de trabajadores, recoge una subida del salario base del 4 % con carácter retroactivo desde marzo de este año, del 13 % para 2023 y del 5 % para 2024, con lo que, en total, el incremento será del 22 % en tres años.

Asimismo, se ha acordado un cambio de duración del período de actividad de los contratos fijos discontinuos que pasará a ser de 9 meses de actividad y 3 de inactividad (anteriormente, era de 8 y 4, respectivamente), medida que entrará en vigor en la temporada 2022.

De los 418 TCP que prestan servicios para EasyJet en España, 303 han participado en las asambleas llevadas a cabo hoy y el 74,6 % ha ratificado el acuerdo, que incluye también una compensación económica por trabajo en día libre y el incremento de las compensaciones/prestaciones flexibles para sobrecargo y auxiliar de vuelo, ambas a partir del 1 de enero de 2023, o el aumento del pago por tercer idioma.

El secretario general de USO en EasyJet, Miguel Galán, ha explicado que, después de semanas de huelga y meses de negociación, la empresa les hizo llegar una propuesta económica que, sin ser exactamente lo que el sindicato estaba reclamando, supone “un importante acercamiento” a los sueldos y condiciones que tienen sus compañeros en Europa.

Independientemente, la parte social continúa con las negociaciones del convenio en todos los apartados que no son de carácter económico, con el objetivo de mejorar las condiciones de trabajo de los TCP de la compañía, ha agregado.