TENDENCIAS
19/12/2019 11:21 CET

Descubre cómo desempañar los cristales del coche

Hacerlo rápidamente es posible.

El frío y las bajas temperaturas han irrumpido por sorpresa en gran cantidad de ciudades españolas. Atrás quedaron los días en que la ropa de verano, el ventilador o pasar la tarde en una terraza tomando algo eran los protagonistas de nuestro día al día. Además de que esta bajada de temperaturas nos afecta a nuestro cuerpo, lo cierto es que a la hora de viajar también puede llegar a afectar. A la hora de desplazarnos hacia zonas de montaña o del norte de España, podemos sorprendernos con cristales empañados, lluvia intensa o nieve. Todo ello afecta a la visibilidad, por lo que tenemos que reemplazar las escobillas en caso de que estén defectuosas para asegurarnos de que funcionen correctamente. Sin embargo, hay otros métodos muy útiles también que recogemos en este artículo para obtener la seguridad al volante.

Desempañar el coche rápidamente es posible

Una de las causas principales de accidentes son la escasa visibilidad por condiciones climatológicas adversas. La humedad hace que los cristales de nuestros coches se empañen. La diferencia entre la temperatura interior y exterior es notable, por lo que el vapor del agua del ambiente se deposita en la cara interior de la luna y los cristales laterales. En caso de que el frío sea intenso, los retrovisores también pueden estar empañando, ocasionando un grave peligro para la conducción.

Lo peor que podemos hacer es desempañarlos con la ayuda de un trapo, la manga del abrigo o un papel a través de la frotación. Sin duda, lo más idóneo a la hora de secar un cristal empañado, es dirigir el aire caliente al foco del problema para así compensar con el frío exterior. Para lograrlo, pondremos la calefacción y el ventilador al máximo para combinar ambos aires. 

Por otra parte, antes de arreglar el coche, debemos tener en cuenta algunas recomendaciones previas. En invierno, es conveniente a la primera hora poner el coche en marcha y esperar hasta que el motor se caliente. Así, conseguiremos que el parabrisas esté a una temperatura adecuada por la calefacción y no tendremos problemas de visión.

En el momento en que estemos circulando, tenemos que evitar que se vuelvan a empañar los cristales. Para ello, mantendremos una temperatura óptima, que será en torno a los 18ºC-19ºC. No es necesario subir la temperatura por encima de los 20ºC.

Trucos caseros para desempañar los cristales

Además de todo lo que hemos comentado anteriormente, existen algunos trucos caseros que también son son de gran utilidad. Uno de ellos es aplicar cada día en el interior del cristal una mezcla de agua y vinagre blanco. Por otro lado, colocar bolsitas de sílice en el salpicadero también funciona. Impregnar la parte interior del vidrio con alcohol nos será también de gran utilidad.

Ahora que conocemos algunos aspectos sobre cómo eliminar el vaho en los cristales de nuestro coche, es el momento de ponerlos en práctica o, por lo menos, algunos de ellos. Gracias a estos consejos sencillos, vamos a disfrutar de una conducción segura en la que las inclemencias del tiempo no serán un problema.