NOTICIAS
16/10/2019 21:03 CEST

Despedido un camarero que impidió a un padre cambiar un pañal en el aseo femenino

Se opuso porque la madre del crío estaba también en el local, una "actuación incorrecta" que le ha costado el puesto

romrodinka via Getty Images
Un padre cambia el pañal a su hijo, en una imagen de archivo. 

Un restaurante valenciano denunciado por impedir a un padre cambiar el pañal de su bebé en el aseo de mujeres ha pedido disculpas por el “daño emocional causado” que atribuye a la “actuación incorrecta” de un empleado que ya no volverá a trabajar en el local.

Así lo asegura la dirección del restaurante La bicicleta mágica de Náquera (Valencia) en un comunicado remitido a EFE, en el que señala que el empleado que no dejó al hombre utilizar el aseo donde estaba el único cambiador de bebés “actuó de forma unilateral, sin consultar a la dirección de la empresa”.

La Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana anunció este martes que ha denunciado ante la Conselleria de Igualdad a este restaurante por impedir a un padre entrar con el bebé al aseo de mujeres, donde está ubicado el cambiador, para cambiarle el pañal, porque estaba la madre del bebé en el local.

El restaurante ha sido denunciado por un posible incumplimiento de la normativa en materia de igualdad, y por la discriminación de género que se produce al incorporar únicamente cambiadores para bebés en los aseos femeninos, según fuentes de la asociación.

La dirección ha argumentado este miércoles que ya había recibido anteriormente quejas de ese camarero, que trabajaba con “carácter puntual” los fines de semana y sobre el que se han tomado “medidas correctoras” y se le ha comunicado que no vuelva a trabajar al restaurante.

Sólo por espacio, no por sexismo

Las mismas fuentes han indicado que la empresa instaló el cambiador de bebés en el aseo femenino ”únicamente por un motivo de dimensiones, ya que es más grande que el de los hombres”.

La empresa en ningún momento considera que deba ser la madre la que cambie al bebé

Además, señalan que normalmente facilitan otro espacio de uso privado para cualquier cliente que lo necesite, que en numerosas ocasiones ha sido usado por padres o madres para desarrollar cualquier necesidad de cambio, lactancia o para dormir a sus bebés.

“La empresa en ningún momento considera que deba ser la madre la que cambie al bebé”, aclaran desde la dirección, y añaden que se “actuó de forma prudente debido a la posible queja de otras mujeres que se pudiesen sentir incómodas por la presencia de un varón en el espacio para mujeres”. 

Photo gallery Padres e hijos: la primera foto See Gallery
Photo gallery Letreros divertidos en el baño See Gallery

PULEVA PARA EL HUFFPOST