Detenida una cuarta persona por el intento de asesinato de Cristina Fernández

La pareja del atacante: "Mandé a matar a Cristina, no salió porque se metió adentro"
Cristina Fernández la noche del ataque
Cristina Fernández la noche del ataque
Tomas Cuesta via Getty Images

Las fuerzas de seguridad de Argentina han detenido al líder de los supuestos vendedores de algodón de azúcar que, días antes del intento de asesinato contra Cristina Fernández, estuvieron presentes en las inmediaciones de las manifestaciones en apoyo a la vicepresidenta.

La Justicia argentina ordenado la detención de Nicolás Gabriel Carrizo, líder del grupo ‘Los Copitos’, por su presunta responsabilidad en el atentado fallido contra Cristina Kirchner, después de que la Policía judicial haya revisado su teléfono, ha informado ’La Nación’.

Carrizo había sido convocado en la jornada de este miércoles en el juzgado para que retirase su móvil, el cual le había sido retenido cuando decidió presentarse voluntariamente a declarar en la causa.

“Mandé a matar a Cristina”

La pareja del atacante de Cristina Fernández, Brena Uliarte, envió un mensaje a su amiga Agustina Díaz, detenida desde el miércoles, en el que aseguraba que había mandado a matar a la vicepresidenta argentina.

“Mandé a matar a Cristina, no salió porque se metió para adentro”, dice un mensaje de Whatsapp que Uliarte mandó a Díaz el pasado 27 de agosto, cinco días antes del ataque, según reza el expediente judicial de la detención de Díaz ―la tercera persona bajo custodia policial del caso―, según ha informado la agencia Télam.

Ese mismo día, Uliarte aseguró a Díaz que se convertiría en “San Martín”, ya que iba a actuar para que mataran a la expresidenta de Argentina.

“Mandé a matar a la vice Cristina. No salió porque se metió para adentro. Una bronca te juro la tenía ahí. Los liberales ya me tienen re podrida yendo a hacerse los revolucionarios con antorchas en Plaza de Mayo. Basta de hablar, hay que actuar. Mandé un tipo para que la mate a Cristi (sic)”, relató Uliarte, según ha recogido ‘Clarín’.

Las conversaciones en ese tono habían comenzado tiempo antes del intento de magnicidio del 1 de septiembre, y se prolongarían hasta después que el brasileño Fernando Sabag Montiel empuñara el arma contra la cabeza de Fernández de Kirchner y la bala no saliera.

Cristina Fernández, querellante en la causa del magnicidio

La Justicia de Argentina ha aceptado este miércoles la petición de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner de ser parte querellante en la causa que investiga el intento de asesinato que sufrió en la puerta de su domicilio el pasado 1 de septiembre.

Fernández de Kirchner solicitó el martes participar como querellante basándose en el derecho que le otorga el artículo 82 del Código Procesal Penal argentino, según ha informado la agencia Télam.

“Dejo asentado que ejerceré los derechos que me corresponden como acusadora privada respecto de toda otra persona cuya responsabilidad surja de la investigación”, señaló la exmandataria.