NOTICIAS
23/11/2021 06:26 CET

Detenida una mujer por abandonar a su hija de diez años en un coche para ir de fiesta

Los agentes localizaron a la niña después de que ella misma llamara al 112.

EUROPA PRESS
Imagen de archivo de la Policía Local de Sueca durante un control.

Una mujer ha sido detenida en la localidad valenciana de Sueca por abandonar a su hija de diez años en un coche para ir a una discoteca. Así lo ha comunicado el Ayuntamiento del municipio después de que fueran agentes de la policía local quienes auxiliaran a la menor, que se encontraba desamparada y mojada en el interior del vehículo.

La actuación se produjo el pasado sábado, dentro del dispositivo desplegado por la lluvia y por las concentraciones y botellones de jóvenes en las zonas de ocio de la ciudad, según informa el consistorio.

Tras recibir el aviso del 112, los policías desplegaron todos los recursos para intentar localizar a la menor, quien fue la que telefoneó pidiendo ayuda después de que su madre la hubiera dejado en el coche mientras acudía a una discoteca. La niña desconocía el lugar exacto donde estaba, al no residir en Sueca, pero fue localizada a los pocos minutos con la ropa mojada, nerviosa y llorando en el interior del vehículo aparcado en una calle.

Una vez calmada y asistida, tras recibir alimento y ropa de
abrigo, la menor fue atendida personalmente por una agente de la Policía Local con formación en psicología para intentar evitar, o minimizar en lo posible, las consecuencias de esta experiencia.

Un delito de abandono de menores

Al mismo tiempo se realizaron las correspondientes diligencias contra la madre por un delito de abandono de menores, al haber dejado presuntamente a la menor de forma consciente, con riesgo grave para su integridad o su vida. También se trasladó la comunicación al departamento de Servicios Sociales para su estudio y seguimiento.

La madre de la niña fue detenida posteriormente en el cuartel de la Guardia Civil, adonde acudió al no encontrar a su hija, por un presunto delito de abandono de obligaciones familiares.

Como concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Ramírez destaca la humanidad y sensibilidad de los agentes en esta actuación en la que “se volcaron” para proporcionar atención a la niña y tratar de mitigar los posibles efectos traumáticos.

NUEVOS TIEMPOS