Detenido en Madrid un capo mafioso italiano tras ser identificado en una imagen de Google Maps

La policía de su país llevaba casi 20 años buscándolo, tras su fuga de la cárcel, y ahora se sabe que llevaba un restaurante en Galapagar. La pista final estaba en la red.
Imagen de Google Maps en la que se ve a Gioacchino Gammino, a la derecha.
Imagen de Google Maps en la que se ve a Gioacchino Gammino, a la derecha.
GOOGLE MAPS

Para ver tu casa, para cotillear la que sueñas que sea tu casa, para localizar un negocio o ver aparcamientos, para repasar a tu padre pixelado paseando a tu perro... y para detener a delincuentes. Para todo eso sirve Google Street View. Según informa la agencia Reuters, la policía italiana ha capturado a uno de los principales fugitivos de la mafia que había estado prófugo durante casi 20 años gracias a la ayuda de la aplicación Google Maps.

Después de una investigación de dos años, Gioacchino Gammino, de 61 años, fue localizado en Galapagar (Comunidad de Madrid), donde vivía con un nombre falso. Manuel se hacía llamar. Una imagen de Street View de Google Maps que mostraba a un hombre que se parecía a él frente a una frutería fue clave para iniciar una investigación más profunda, aunque ya se llevaba investigando la pista madrileña desde hace unos dos años.

“El fotograma nos ayudó a confirmar la investigación que estábamos desarrollando de manera tradicional”, dijo Nicola Altiero, subdirectora de la unidad de policía antimafia italiana (DIA).

Tras ver la imagen en la que un hombre aparece conversando con otra persona frente a un negocio de alimentación, la Policía logró dar con una página de Facebook perteneciente a un restaurante denominado Cocina de Manu (ahora cerrado), que tenía platos sicilianos en el menú, y se encontraba en las proximidades del negocio visto en Google. Ambos establecimientos eran gestionados por el ahora arrestado.

En la página de Facebook, además, aparecían publicadas fotos del propio Gammino vestido de chef y promocionando el establecimiento. El fugitivo fue identificado por una cicatriz en su barbilla.

Gammino, miembro de un grupo mafioso siciliano llamado Stidda, había escapado de la cárcel de Rebibbia en Roma en 2002 y en 2003 había sido condenado a cadena perpetua por un asesinato cometido varios años antes. Su fuga fue de película: se hizo pasar por el visitante de un preso, aprovechando los momentos de confusión creados precisamente por el rodaje de un film.

Los detalles de su arresto en Madrid los adelantó este jueves el diario romano La Repubblica, que informa que, una vez localizado y confirmada su identidad, la Policía procedió a su arresto el 17 de diciembre, a cargo de agentes de la Brigada Central de Estupefacientes (UDYCO), el cuerpo español que había colaborado con las autoridades italianas en el caso. ”¿Cómo me han encontrado? Ni siquiera he llamado a mi familia en diez años”, dijo Gammino a la Policía tras ser detenido, según recoge el citado diario.

Altiero dijo que Gammino se encuentra actualmente bajo custodia en España y esperan traerlo de regreso a Italia a fines de febrero. Reuters no pudo localizar a un representante de Gammino para obtener comentarios al respecto.

Un museo dedicado a la mafia abre una exposición sobre la FIFA