Detenido un hombre por apuntar con un arma a la cabeza de Cristina Fernández de Kirchner

La vicepresidenta argentina se encuentra ilesa en el interior de su domicilio.
|
La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.
La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner.
EUROPA PRESS/PATRICIO MURPHY / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Un hombre ha sido detenido este jueves en Buenos Aires tras intentar disparar contra la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en los alrededores de su casa, cuando se celebraba una vigilia en su apoyo, según ha confirmado a la prensa el ministro de Seguridad del país, Aníbal Fernández.

Imágenes tomadas por el canal de televisión C5N registraron el momento en que una persona saca un arma de fuego frente al rostro de la exmandataria, que se encuentra ilesa en el interior de su domicilio.

“Una persona que es indicada por quienes están cerca de él muestra un arma y es detenida por personal de la custodia, lo apartan, se encuentra el arma. Ahora tiene que ser analizada la situación por nuestra gente de científicos para evaluar las huellas y la capacidad y disposición que tenía esta persona”, ha dicho el ministro a ese canal.

El Gobierno Argentino ha confirmado que la persona detenida es un hombre de 35 años de origen brasileño y con antecedentes por tenencia ilícita de armas, detenido con anterioridad el pasado mes de marzo, ha informado Clarín.

Según informaron fuentes oficiales del Ministerio de Seguridad a Efe, efectivos de la Policía Federal Argentina, que se encarga de la custodia de la vicepresidenta, fueron alertados por manifestantes que se encontraban en el lugar de que “un hombre se encontraría armado entre ellos”.

“Por tal motivo se lo identificó procediendo a su detención en las calles Juncal y Uruguay (cercanas al domicilio de la vicepresidenta) y se halló un arma a escasos metros del lugar. La situación se encuentra dominada”, han asegurado a Efe dichas fuentes.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha expresado su condena al “atentado” a la vicepresidenta y ha declarado este viernes como día no laboral para que la sociedad manifieste “en paz” su rechazo a la violencia.

En un mensaje por cadena nacional, el mandatario ha sostenido que el “atentado” contra la expresidenta es el hecho “más grave que ha sucedido” desde que Argentina retornó a la democracia, en 1983.

“Un hombre apuntó con un arma de fuego en su cabeza y gatilló. Cristina permanece con vida porque, por una razón todavía no confirmada técnicamente, el arma que contaba con cinco balas no se disparó pese a haber sido gatillada”, ha precisado el jefe de Estado. El presidente ha resaltado que “semejante realidad conmueve a todo el pueblo argentino”.

“Este atentado merece el más enérgico repudio de toda la sociedad argentina, de todos los sectores políticos, porque estos hechos afectan a nuestra democracia. Estamos obligados a recuperar la convivencia democrática que se ha quebrado por el discurso del odio que se ha esparcido desde diferentes espacios políticos, judiciales y mediáticos”, ha afirmado Alberto Fernández.

El jefe de Estado ha aseverado que “los discursos que promueven el odio” engendran violencia. “Estamos ante un hecho que tiene una gravedad institucional y humana extrema. Se ha atentado contra nuestra vicepresidenta y la paz social ha sido alterada”, ha subrayado.

El presidente ha dicho que ha decidido declarar festivo nacional (no laborable) este viernes para que “en paz y armonía el pueblo argentino pueda expresarse en defensa de la vida, de la democracia y en solidaridad” con la vicepresidenta.

“Que la conmoción, el horror y el repudio que este hecho nos genera se conviertan en un compromiso permanente para erradicar el odio y la violencia de la vida en democracia”, ha enfatizado.

Fernández ha añadido que se ha comunicado con la jueza a cargo de la investigación de los hechos, María Eugenia Capuchetti, a quien ha pedido esclarecer “rápidamente las responsabilidades y los hechos” y que “asegure la vida del acusado” detenido.

Otras personalidades políticas también han mostrado su apoyo a la exmandataria, como el caso del ministro de Exteriores argentino, Santiago Cafiero, que ha asegurado que han intentado asesinar a Fernández de Kirchner.

“Quisieron matar a la vicepresidente. Es el hecho de violencia política más grave desde la vuelta de la democracia. Fuerza Cristina”, ha aseverado en un mensaje en Twitter.

En ese sentido, el ministro de Economía, Sergio Massa, ha asegurado que “cuando el odio y la violencia se imponen sobre el debate de ideas, destruyen a las sociedades y se generan situaciones como la de hoy: un intento de magnicidio”.

El expresidente boliviano Evo Morales también ha condenado el que ha calificado como un “intento de magnicidio contra nuestra hermana”. “Toda nuestra solidaridad a la vicepresidenta. La Patria Grande está contigo hermana. La derecha criminal y servil al imperialismo no pasará. El pueblo libre y digno de Argentina la derrotará”, ha añadido, también en Twitter.

El pasado 22 de agosto un fiscal solicitó para la vicepresidenta la pena de 12 años de prisión por un caso de presunta corrupción y, desde ese momento, grupos a favor y en contra de la exmandataria se han manifestado en las calles de Buenos Aires.

La tensión ha ido en aumento en los siguientes días a raíz de la colocación de vallas en torno al domicilio de Fernández y las acusaciones desde el oficialismo de represión sobre los manifestantes por parte de las fuerzas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires —opositor al Ejecutivo argentino—.

Intento de asesinato de Cristina Fernández en Argentina