NOTICIAS
08/05/2020 14:14 CEST

Detenido en España un presunto yihadista que planeaba cometer un atentado

El detenido buscaba objetivos por Barcelona, para lo que se saltaba de forma habitual el confinamiento.

EFE
Agentes de la Guardia Civil en el domicilio de un ciudadano marroquí seguidor de la organización yihadista Dáesh profundamente radicalizado y que quería llevar a cabo una acción terrorista para lo que buscaba posibles objetivos por la ciudad saltándose de forma habitual el confinamiento del estado de alarma y que ha sido detenido este viernes en Barcelona

La Guardia Civil detuvo este viernes, en Barcelona (noreste), a un marroquí seguidor del grupo terrorista Dáesh y profundamente radicalizado que planeaba cometer un atentado en este país.

El detenido buscaba objetivos por Barcelona, para lo que se saltaba de forma habitual el confinamiento decretado por el Gobierno español para combatir la pandemia de coronavirus.

La operación, ejecutada de manera conjunta por las autoridades españolas, estadounidenses y marroquíes, fue determinante para poder prevenir el posible ataque terrorista.

El detenido llevaba mostrando afinidad por el grupo terrorista desde hacía tiempo a través de sus redes sociales, pero su actividad se volvió preocupante durante el periodo de estado de alarma decretado ante la pandemia de coronavirus, que en el país causó hasta ahora más de 26.000 muertes y contagió a más de 200.000 personas.

Los investigadores observaron que el sospechoso incumplía de manera habitual e injustificada las normas de confinamiento establecidas por el Gobierno, y sospecharon que sus desplazamientos, en los que adoptaba importantes medidas de seguridad, eran para buscar posibles objetivos de atentado.

El Dáesh y otros grupos afines habían incitado recientemente a los denominados “actores solitarios”, activos radicalizados que pueden cometer atentados de manera individual, a cometer atentados en Occidente, según informaron fuentes policiales españolas, que se corresponderían con ataques recientes con arma blanca o atropellos con vehículos.

Tras su detención, los agentes comprobaron que el detenido está totalmente influido por la propaganda y de Dáesh y que incluso había jurado fidelidad a esta organización terrorista, por lo que le consideran una amenaza real para la seguridad.

Las fuerzas de seguridad españolas reforzaron los dipositivos de amenaza terrorista, intensificándolos desde la declaración del estado de alarma, a mediados de marzo, ante la posibilidad de que cualquier grupo terrorista pudiese aprovechar el escenario sanitario como multiplicador de los efectos de un ataque.

El mes pasado fue detenido en Almería (sureste) un egipcio que era uno de los presuntos terroristas del Dáesh más buscados en Europa, tras haber llegado a España en una embarcación como un inmigrante irregular más desde el norte de África.

El detenido, considerado de alta peligrosidad y que llevaba varios años en la zona de conflicto sirio-iraquí, fue enviado a prisión provisional por un tribunal español. 

EL HUFFPOST PARA BBVA