INTERNACIONAL
14/01/2021 10:50 CET

Detenidos dos policías que asaltaron el Capitolio y se hicieron un selfi

Thomas Robertson y Jacob Fracker no sólo irrumpieron en el edificio, sino que tuvieron la poca inteligencia de subirlo a sus redes.

U.S. DISTRICT COURT
Jacob Fracker y Thomas Robertson, policías de Virginia, se toman un selfi durante el asalto al Capitolio.

No se sabe todavía si la Policía del Capitolio de Estados Unidos fue cómplice del asalto perpetrado por los seguidores de Donald Trump el pasado 6 de enero. Lo que sí se sabe es que, entre los asaltantes, también había agentes de Policía. A dos de ellos ya les han pillado.  

Se trata de Thomas Robertson y Jacob Fracker, de la Policía del Estado de Virginia, que ya han sido detenidos y acusados por las autoridades federales. 

Robertson y Fracker no sólo entraron al edificio sin permiso, sino que se hicieron un selfi y presumieron de ello en sus redes sociales. Ahora, están acusados de acceder deliberadamente y permanecer en un edificio de acceso restringido, de hacerlo de forma violenta y de alterar el orden público. 

“Hemos tomado el puto Capitolio”

Vincent Veloz, un agente especial encargado del caso, ha detallado en un comunicado los mensajes que dejaron estos dos agentes en sus redes. “Hemos atacado al Gobierno”, “Hemos tomado el puto Capitolio”, escribió Robertson, que decía sentirse muy orgulloso de haber puesto “toda la carne en el asador”.

“Si eres tan cobarde como para no arriesgarte a que te detengan, a que te despidan, a llegar a disparar para asegurar tus derechos, entonces no puedes decirme lo que es el valor”, decía Robertson en uno de los mensajes.

Su compañero Fracker escribió en Facebook que no creía que hubiese hecho nada malo. “LOL... ¿De verdad a alguien le molesta la foto que me hice? Eso es que que odian la libertad”, puso Fracker en sus redes, según las autoridades. “No hice nada ilegal... Todos deberías hacer lo que sintáis que debéis hacer”. 

Prohibido acercarse a Washington

El fiscal del caso ha pedido que se les coloque un GPS y se emita una orden para que no puedan entrar a Washington de cara a la toma de posesión de Joe Biden, que se celebra el próximo 20 de enero y tiene a todo el país en tensión por las amenazas de revueltas de los amantes de Trump y enemigos de la democracia.

Aunque finalmente no se les pondrá un GPS, Fracker y Robertson no podrán tener armas de fuego en casa, no podrán salir del Distrito Occidental y de Virginia, se les retirará el pasaporte y no podrán asistir a manifestaciones públicas.

Estos no son los únicos agentes que participaron en el asalto, y además se está investigando si la Policía del Capitolio ayudó y fue cómplice de los atacantes que hace una semana irrumpieron por la fuerza en la sede del poder legislativo para intentar impedir la certificación de Joe Biden como vencedor de las elecciones presidenciales.

Photo gallery La Guardia Nacional, desplegada en el Capitolio durante el 'impeachment' See Gallery