POLÍTICA
25/04/2019 13:49 CEST | Actualizado 25/04/2019 14:01 CEST

Díaz Ayuso estalla contra Garrido: "Puede que sea consejero de Podemos"

Arremete contra el "mercadeo politico"

LA SEXTA

Guerra abierta en la derecha. La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado este jueves que se imagina al expresidente madrileño, Ángel Garrido, “en cualquier sitio” y que “si mañana se encuentra cómodo en Podemos puede que sea consejero o intente serlo por Podemos”.

Al ser preguntada si han fallado las formas al comunicarle a Garrido que no iba a ser el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso ha explicado que cuando el líder del PP, Pablo Casado, decidió que Ángel Garrido no tenía que ser el candidato, hubo una conversación entre ambos y se quedó “encantado con las explicaciones”.

La candidata del PP ha precisado que su partido “no ha hecho otra cosa en estos meses más que reconocerle el trabajo que ha realizado como presidente madrileño” y “le ofreció un muy buen puesto en Europa”, “encargos de lo más honrosos con los que parecía que estaba encantado”, se hizo su “foto de familia”, “todo el mundo le aplaudía en todos los actos” y “todo estaba bien”.

“No sé dónde están las malas formas de Casado”, ha indicado Díaz Ayuso, quien ha reconocido que “es difícil” y “no hay momento oportuno” para decirle a una persona que se va a optar por otra para este puesto.

“Pero yo tampoco lo esperaba y si a mí no me hubieran nombrado algo, nunca me hubiera rebelado contra el partido. Esto funciona así. Se van nombrado puestos de confianza y hay gente a la que tampoco se le ha renovado porque es normal en todos los partidos y en todas las etapas que esto suceda y no han hecho estas cosas”, ha señalado.

La candidata del PP ha opinado que “tanto Ciudadanos como Vox no están dándose cuenta de que estamos en una situación de emergencia y que aquí lo importante era sumar y no restar”.

“Para hacer daño directamente a Casado”

“Estos fichajes son para hacer directamente daño a Pablo Casado”, ha aseverado la candidata del PP antes de manifestar que en el debate de Atresmedia mientras Pablo Casado le tenía la mano a Albert Rivera, para sumar, Rivera estaba haciendo “esos fichajes exprés para ver si nos hace daño y nos debilita”.

Ha lamentado “profundamente” la imagen que se está dando ante los ciudadanos de “trasvase de supuestas ideas y traspasos ideológicos cuando nada tienen que ver con eso”.

“Yo, desde luego, les pienso asegurar que yo no paso por el transfuguismo ni por los tránsfugas”, ha recalcado Díaz Ayuso para defender “la renovación” de su partido que “necesitaba dar un paso hacia adelante”.

Ha arremetido contra “el mercadeo político” de la formación naranja, tras considerar que el partido de Albert Rivera está “desnortado y buscando un sitio ideológico en el que asentarse pasando por todas las ideologías y por todas las propuestas”.

“Ciudadanos empezó siendo la izquierda y como la izquierda está ocupada, luego se pasó hacia el centro y ahora se sitúa en el centro derecha”, ha agregado.

Tras destacar que el PP trajo el liberalismo a la Comunidad de Madrid, ha manifestado que “vienen partidos que en vez de sumar con nosotros para defender esta libertad han intentado erosionar al PP por los lados”.

Aguado: Ayuso habla “desde el odio”

Desde Ciudadadanos, Ignacio Aguado, ha defendido que el expresidente regional “no tiene ni un atisbo de venganza” y cree que las palabras de Díaz Ayuso están fundadas desde “el odio y la desesperación”.

Aguado no piensa en “perder ni un minuto” en hacer comentarios de lo que otros partidos dicen. “Con todo el respeto me importan bastante poco las reacciones del resto de partidos, porque salimos a ganar y la incorporación de Garrido apuntala más el proyecto de Ciudadanos”, ha defendido.

Además, ante las críticas de que el exdirigente autonómico se haya movido a las filas del partido ‘naranja’ por “venganza”, el candidato de Ciudadanos a la Presidencia ha asegurado que le conoce personalmente desde hace cuatro años y nunca le ha visto “un solo atisbo de venganza ni en palabras ni en declaraciones ni en reacciones”.