Diego As, el autor del mejor mural del mundo: "Que mire a la muralla de Lugo lo potencia más”

ESPECTACULAR.
El espectacular mural de Julio César en Lugo.
El espectacular mural de Julio César en Lugo.
Diego As

Lugo está de enhorabuena. La ciudad ha añadido a su extensa lista de atracciones turísticas el mejor mural del mundo, una imagen del emperador romano Julio César que combina a la perfección con la muralla romana creando una estampa única.

Desde el pasado mes de junio, la fachada de la Ronda da Muralla 133 luce la espectacular figura de Julio César gracias a la obra del artista de arte urbano Diego As. Este grafitero lucense replicó la pieza que el escultor francés Nicolas Coustou creó en el siglo XVII y que actualmente alberga el museo parisino del Louvre.

En agosto, ya se coronó como el mejor mural de ese mes por la plataforma de arte urbano Street Art Cities. Ese premio le abrió la puerta a presentarse al concurso de mejor mural del mundo 2021 que da la misma comunidad. Ahora, más de medio año después de pintarlo, As ha conocido que su obra se ha erigido como la más votada con más de 60.000 votos.

“Estoy muy feliz y muy contento”, dice el autor de la pieza de unos 25 metros de altura. “Los vecinos en concreto y la ciudad de Lugo en general está encantada. Todo el mundo muy contento”, reitera una y otra vez.

As cuenta que tenía esa fachada fichada y fue con el festival de arte urbano lucense Urban Cores cuando se decidió a pintarla. “Está pegada a la muralla romana de Lugo y quería hacer algo del Imperio Romano. Viendo documentación vi que había varias posibilidades”, rememora.

Barajó la opción de meter la figura Paulo Fabio Máximo, el fundador de Lugo, pero estéticamente no le gustaba nada como quedaba. Entonces vio la escultura de Julio César y tuvo claro que tenía que ser esa: “Cuando la vi me pareció estéticamente muy bonita porque además estaba miraba a la muralla. Eso lo potencia todavía más”.

“Llevé la imagen a Patrimonio, la aceptó y me pidieron que se hiciera en escala de grises. Luego el Concello dijo que sí y que la quería meter en la programación de las de fiestas de Lucus que se hacen en junio”, comenta sobre el proceso previo a pintarlo.

Una vez había cumplido todos los trámites, tardó nueve días en pintarlo. Durante esas jornadas, As se convirtió en objeto de multitud de fotografías de personas que caminaba por la muralla y se lo encontraban.

“La gente se quedaba asombrada, tirando fotos y viendo cómo lo pintaba. Además, como se puede caminar por la muralla pasaba mucha gente que se paraba”, detalla el grafitero, que a sus 32 lleva casi una década como muralista profesional y dos como pintor callejero.

As, que se sincera y reconoce que está en la búsqueda de su estilo a diario, bromea con que el mural es permanente y que estará “hasta que se caiga la pared”.

Una obra de arte digna de poder acompañar una muralla que fue declarada Patrimonio Mundial en el año 2000.

Clarion Alley, San Francisco, EEUU

El mejor arte urbano del mundo