Dimite la concejal de juventud de Vilassar de Mar tras la polémica gincana sexual

Montse Gual ha renunciado de forma voluntaria y su salida se hará efectiva en septiembre durante el próximo pleno municipal.
Cartel de la programación juvenil de Vilassar de Mar.
Cartel de la programación juvenil de Vilassar de Mar.
AYUNTAMIENTO DE VILASSAR DE MAREuropa Press

La concejal de Juventud del Ayuntamiento de Vilassar de Mar (Barcelona), Montse Gual, ha presentado su dimisión este miércoles después de la polémica por una gincana sobre educación sexual para jóvenes de entre 12 y 30 años que indignó a algunos padres por la tipología de las pruebas.

Según ha explicado el Ayuntamiento en un comunicado, la renuncia se ha llevado a cabo de forma voluntaria y se hará efectiva a partir del próximo pleno municipal, en el mes de septiembre.

“Pese a no ser informada y desconocer las actividades programadas durante la gincana del Julio Joven, la concejal de Juventud asume voluntariamente con su renuncia la responsabilidad de no haber reclamado la información de las actividades”, ha destacado el comunicado.

La concejal ha asumido también la falta de información con la que contaron los participantes y los padres de los menores que realizaron la gincana, motivo por el que pidió disculpas en su comparecencia ante los medios el pasado 5 de agosto tras conocerse la polémica.

En el comunicado, el consistorio ha aclarado que la concejal dimisionaria responderá a los requerimientos del Síndic de Greuges (el Defensor del Pueblo en Cataluña), que ha abierto una investigación sobre esta actividad, y por las demás instituciones que lo soliciten.

La polémica gincana se celebró el pasado 22 de julio y, en ella, los participantes tuvieron que realizar pruebas como colocar un preservativo con la boca en un palo o en un plátano, untarlo con miel y nata y lamerlo, o también emular posiciones sexuales.

El caso indignó a algunos de los padres cuyos hijos participaron en la actividad y los movilizó para estudiar una demanda ante la Fiscalía de Menores por estos hechos.

En un primer comunicado, el Ayuntamiento de Vilassar de Mar lamentó “profundamente el error de comunicación” y se comprometió a “tomar medidas para que las futuras actividades se difundan con la información más detallada posible”.

Además, el consistorio defendió que la actividad fue “dinamizada por jóvenes con el curso de monitorización de ocio, que conocían la vertiente pedagógica de cada prueba y que tenían la consigna de adaptarla a la franja de edad de cada grupo”, con especial sensibilidad por los de menor edad.

La concejal, en su comparecencia pública ante los medios, aseguró que este tipo de pruebas se habían llevado a cabo en otros municipios con el objetivo de fortalecer la educación sexual, que las pruebas fueron validadas técnicamente y que los resultados se evaluarían a posteriori.

Montse Gual se presentó como número cinco en la lista de ERC-GxVdM-AM que lidera el actual alcalde del municipio, Damià del Clot, en las municipales de 2019, y actualmente formaba parte del equipo de gobierno como concejal de Juventud, Participación Ciudadana, Transparencia e Igualdad.