Dimite Paul Givan, ministro principal de Irlanda del Norte, por el protocolo del Brexit

Se convocarán elecciones anticipadas ante la falta de un Ejecutivo en funcionamiento.
Paul Givan, exministro principal de Irlanda del Norte.
Paul Givan, exministro principal de Irlanda del Norte.
Peter Morrison - PA Images via Getty Images

El ministro principal de Irlanda del Norte, Paul Givan, ha renunciado al cargo este jueves en medio de las protestas de su formación, el Partido Unionista Democrático (DUP, por sus siglas en inglés), contra la parte del acuerdo del Brexit que alude al territorio norirlandés.

“Hoy es el final del que ha sido el privilegio de mi vida, servir como primer ministro de Irlanda del Norte”, ha trasladado Givan a los medios de comunicación en un hotel de Belfast, recoge Belfast Telegraph.

Tras esta noticia, la presidenta de Sinn Féin, Mary Lou McDonald, ha instado a la celebración de elecciones anticipadas “ante la falta de un Ejecutivo en funcionamiento”. Como parte de la renuncia de Givan, su compañera de filas, Michelle O’Neill ha dejado de ser también la viceprimer ministra del territorio.

McDonald ha criticado a Givan por tomar una decisión basada en “los propios intereses políticos” del DUP. “Debemos tener claro que las acciones del DUP tienen consecuencias”, ha añadido.

“Este es uno de esos momentos decisivos. Podemos hacerlo mucho mejor que este caótico teatro. El poder compartido puede funcionar, pero solo puede funcionar si las partes involucradas se comprometen a hacerlo”, ha dicho McDonald.

Sin embargo, la líder de Sinn Féin ha señalado que la decisión del DUP es una “muestra evidente” de que Irlanda del Norte vive “un momento de cambio real y esto incluye la perspectiva de reforma constitucional”, como recoge el Acuerdo de Viernes Santo, informa ‘The Irish Times’.

En el marco del Brexit

La renuncia del ministro principal tiene lugar en un contexto marcado por las protestas de su formación contra el Protocolo de Irlanda del Norte, la parte del Brexit referente al territorio y que llevó al ministro de Agricultura, Edwin Poots, a prohibir este miércoles los controles posteriores al acuerdo, aunque se han vuelto a retomar este jueves.

Este protocolo se acordó por Reino Unido y la Unión Europea para garantizar la libre circulación de mercancías a través de la frontera terrestre con Irlanda tras la aprobación del Brexit, aunque los políticos unionistas siempre han rechazado la medida al considerar que era un mal arreglo para el territorio.

Por el momento el resto de ministros deberían permanecer en sus puestos, aunque sin capacidad para llevar a cabo nuevas medidas debido a la decisión de Givan de dejar su cargo, lo que impide al Gobierno de Stormont funcione con normalidad.

No obstante, la actual Asamblea podría tener ya los días contados, puesto que las siguientes elecciones están previstas para el próximo 5 de mayo, por lo que a finales de marzo debería disolverse para dar inicio a la campaña electoral.