INTERNACIONAL
05/04/2021 16:43 CEST

Cócteles molotov y ladrillos contra la Policía en Irlanda del Norte por los acuerdos del Brexit

Es la tercera noche de disturbios y batallas campales en el territorio.

Charles McQuillan via Getty Images
Protestas en Irlanda del Norte

Tercera noche consecutiva en la que se registran disturbios en diferentes puntos de Irlanda del Norte. Unas tensiones que han crecido los últimos meses en la región por los acuerdos comerciales que se han adoptado tras el ‘Brexit’. Los enfrentamientos han dejado agentes heridos tras ser atacados con cócteles molotov y ladrillos. 

Como ha ocurrido durante varios días, la noche del domingo ha estallado de nuevo la violencia en Newtownabbey y Carrickfergus, en el condado de Antrim.

Tres coches han sido robados e incendiados en un “ataque orquestado”  porgrupo de unas 20 o 30 personas, que tuvo lugar entre las 19.30 y las 22.30 horas (hora local). En un comunicado, la Policía norirlandesa ha concretado que se han lanzado 30 cócteles molotov contra las fuerzas de seguridad.

 

Un detenido

Tras los incidentes, un hombre de 47 años ha sido arrestado y actualmente permanece bajo custodia policial.

El superintendente en jefe de la Policía, Darrin Jones, ha expresado la “decepción” que supone haber sufrido otra “noche de comportamiento criminal que no logra más que causar daño a la comunidad” y ha recalcado el “impacto” de haber constando “que algunos de los involucrados eran niños de tan solo 12 años”.

“Es totalmente inaceptable, y es crucial que enviemos un mensaje a los responsables de que tal comportamiento no puede ser tolerado”, ha enfatizado Jones, quien también ha apelado a los miembros de la comunidad “con influencia” que la para que no se produzcan “más escenas vergonzosas de violencia en las calles” y “los jóvenes no se vean atrapados en la delincuencia”.

Esta situación se da después de que el viernes resultaran heridos al menos 27 agentes de Policía en Belfast y Londonderry, recuerda Sky News. Siete personas han sido acusadas después de los disturbios en el área de Sandy Row de Belfast el viernes, con cuatro adultos, tres hombres de 25, 21 y 18 años, y una mujer de 19, acusados de disturbios.

 

El por qué de las tensiones

Las tensiones han crecido en los últimos meses en la región por los acuerdos comerciales que se han adoptado tras el ‘Brexit’. Según afirman los manifestantes, estos acuerdos han creado barreras entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido. Una situación tensa que llegó a su límite cuando la semana pasada la Policía decidió no procesar a 24 políticos del Sinn Féin por asistir a un funeral, violando las medidas establecidas por el Gobierno para tratar de controlar la pandemia.

Al menos unas 2.000 personas asistieron al multitudinario funeral en recuerdo del antiguo miembro del IRA Bobby Storey, entre ellas la viceprimer ministra de Irlanda del Norte, Michelle O’Neill, que tuvo lugar en junio del año pasado.

El comandante del distrito de Belfast, superintendente en jefe Simon Walls, señaló el sábado que “una pequeña protesta local se convirtió rápidamente en un ataque a los agentes de Policía” y que en algunos puntos había hasta 300 personas de todas las edades en las calles.

“Lo que yo pediría es que las personas con influencia, las personas de las comunidades locales, disuadieran a los jóvenes, o cualquier otra persona, con la intención de causar violencia o la intención de dañar a los agentes de policía”, ha indicado.

Los líderes políticos también han pedido calma durante el fin de semana de Pascua tras los disturbios.

La ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, ha instado a los jóvenes a “no caer en el desorden”, diciendo que la violencia “no mejorará las cosas”. “Sé que muchos de nuestros jóvenes están enormemente frustrados por los eventos de esta última semana, pero causar lesiones a los oficiales de Policía no mejorará las cosas”, ha indicado.

NUEVOS TIEMPOS