POLÍTICA
13/01/2020 10:20 CET | Actualizado 14/01/2020 09:33 CET

División entre los fiscales ante el nombramiento de Delgado

Mientras, la oposición denuncia el "pudor" perdido y la "venezuelización" de España tras conocerse la propuesta de Sánchez

Juan Medina / Reuters
Dolores Delgado, el 26 de septiembre de 2018, en el Congreso.

La propuesta del presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, de que su exministra de Justicia, Dolores Delgado, se convierta en la nueva fiscal general del Estado, ha suscitado opiniones discrepantes entre las principales asociaciones de fiscales.

En declaraciones a Efe, la presidenta de la Asociación de Fiscales, Cristina Dexeus, ha manifestado que está “sorprendida y disgustada pues parece que el presidente del Gobierno quiere llevar a cabo eso que dijo de que la Fiscalía depende del Gobierno”.

Cristina Dexeus ha añadido que el nombramiento como fiscal general de Dolores Delgado, “que ha sido parte del Gobierno y ha ido en un destacado puesto en la lista electoral de un partido político, es una declaración de intenciones por parte del poder político para meter las zarpas” en la Fiscalía.

Por su parte, la presidenta de la Unión Progresista de Fiscales, Teresa Peramato, ha destacado que “Dolores Delgado es una fiscal preparada y conoce la carrera”. “Confío y deseo que haga un buen papel y que luchará por derechos pendientes que son una reivindicación histórica”, ha apostillado.

Teresa Peramato ha querido rendir un “reconocimiento” al trabajo efectuado por la anterior fiscal general, María José Segarra, “que ha realizado una labor magnífica con una capacidad de trabajo impresionante garantizando los principios del Ministerio Fiscal”.

Lo que dicen en el Supremo... 

Por su parte,  magistrados del Tribunal Supremo han recibido con “sorpresa” y cierta incredulidad la decisión del presidente del Gobierno. En la mayor parte de los casos se califica la elección de “desafortunada” y “polémica” al suponer un salto directo desde el Ejecutivo a la cúpula del Ministerio Público.

Otros auguran choques con los cuatro fiscales del ‘procés’ respecto a los criterios para gestionar la ejecución de la sentencia que condenó por sedición a los líderes independentistas catalana y tambien de cara a futuros procesos, como los que afectan al expresident de la Generalitat huido en Bélgica Carles Puigdemont y al actual president Quim Torra.

Se refieren a la circunstancia de que la Fiscalía sea la encargada de decidir, por ejemplo, la procedencia o no de un eventual recurso en el caso de que se decida una progresión de grado de los presos por sedición que se encuentran en Cataluña. También deben elaborar informes en relación con la situación del expresident procesado huido en Bélgica Carles Puigdemont o con la decisión de la Junta Electoral que retiró la acreditación como diputado de Torra. 

...y lo que dicen PP y Cs

El nombramiento, desde luego, no ha gustado en los principales partidos de la oposición. El líder del PP, Pablo Casado, ha criticado la propuesta, porque con ella el mandatario, dice, pierde “definitivamente las formas y el pudor” porque “ataca la separación de poderes y el Estado de derecho”.

Durante la presentación del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en un desayuno informativo, Casado ha calificado este posible nombramiento como “uno de los más equivocados de los últimos días” tras el de todos los miembros del Gobierno, que este misma mañana prometen sus cargos.

Por eso, ha calificado a Delgado como la “ministra número 23″ de este Ejecutivo, ya que está convencido de que va a estar al servicio de los intereses del partido, y ha cuestionado qué hubiesen dicho del PP si hubiese nombrado al exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, como fiscal.

Casado ha reprochado que se produzca esta propuesta pese a la “anunciada desjudicialización de la política” que hizo Sánchez en el debate de investidura y ha anunciado que lo que el PP hará, por su parte, será “abanderar la despolitización de la justicia”.

El Consejo de ministros aprobará mañana en su primera reunión la propuesta de Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado en sustitución de María José Segarra, que ocupaba el cargo desde junio de 2018, han confirmado a Efe fuentes del Gobierno.

El líder popular también ha criticado lo que considera un Gobierno que ve como “una sucesión de deslealtades” y ha comprometido que el PP será quien garantizará que “no va a hacer lo que le da la gana” y actuará como “un control de daños” de las medidas que proponga este Ejecutivo de coalición.

Así, el PP se propone como objetivo que los españoles no tendrán que pagar “las hipotecas” de Sánchez con Bildu o los independentistas y ser “ejemplo de solvencia” frente a lo que asegura que será “un desgobierno” a nivel económico.

Para el PP, la mejor forma de hacer oposición no solo es censurando, según Casado, sino haciendo de “contrapartida” de un “mal Gobierno” de izquierda con populistas y separatistas, a través de los ejecutivos autonómicos y locales en los que gobiernan los populares, como el de la Alcaldía de Madrid. Así, ha puesto a José Luis Martínez-Almeida como ejemplo de alcalde que gobierna “sin sectarismos” y que recupera la política de “concordia y entendimiento entre diferentes” que propugna el partido para unir al centro derecha. Un PP que será “incansable en la denuncia y responsable en la propuesta”, ha asegurado.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Marcos de Quinto ha reaccionado al nombramiento de Delgado con un mensaje de Twitter, en el que carga duramente contra el Ejecutivo. “No satisfecho con retorcer el brazo de la abogacía del estado, Sánchez se apodera de la independencia de la fiscalía del estado nombrando fiscal general a Dolores Delgado, su ex-ministra de justicia!!! Todo un escándalo: se inicia la “venezuelización” de España. :-(”, sostiene. 

Photo gallery Dolores Delgado See Gallery