INTERNACIONAL
06/11/2020 00:49 CET | Actualizado 06/11/2020 18:42 CET

Trump insiste en que contar todos los votos es "robar" las elecciones

El aún presidente, a lo suyo: él ha ganado "con unos números históricos" y acusa a su rival de "fraude" en el voto por correo.

Dos días después, volvió a hablar. Físicamente, porque en todo este tiempo, el actual presidente no ha parado de hacerlo vía Twitter. Donald Trump ha comparecido en la tarde de este jueves (horario americano) para decir lo que ya había venido diciendo. Que él ha ganado y que Joe Biden ha robado las elecciones, a pesar de no dar pruebas de ese “fraude” en el que tanto insiste y de que, hasta ahora, Biden cuenta con cierta ventaja (264 votos electorales frente a 214 de Trump). 

“Hemos ganado con unos números históricos. Las encuestas se han equivocado y ha habido una gran ola roja (republicana). Si contamos los votos legales, gané con claridad. Si contamos los ilegales, van a robarnos las elecciones, más si se cuentan los votos que han llegado tarde”, ha acusado, lejos de reconocer cualquier opción de derrota, pese a que las expectativas le sitúan lejos de la Casa Blanca. “No lo podemos permitir” ha remarcado Trump en una comparecencia que varios medios han decidido cortar debido a las mentiras que decía el presidente.

Trump no ha dejado de repetir su falso mantra de la manipulación y la irregularidad del recuento en los últimos estados aún por definir. Sobre todo al hablar del voto por correo, al que siempre ha acusado de “ilegal” (especialmente cuando ha visto que juega en su contra): “El recuento en muchos de los estados que quedan lo llevan demócratas. Hay cifras que de forma milagrosa están cambiando. No se ha permitido que haya observadores, hemos recurrido y cuando los tribunales han admitido los observadores, se han tenido que quedar fuera del edificio”.

El voto por correo ha destruido nuestro sistema, es un sistema corruptoDonald Trump

Cosas raras, dice (como ir perdiendo)

“Están pasando muchas cosas... yo ya lo predije. El voto por correo ha destruido nuestro sistema, es un sistema corrupto. Es sorprendente cómo papeletas que llegan de golpe van todos para los demócratas. Queremos unas elecciones honestas”, ha espetado, siempre con voz apagada y gesto muy serio.

“Siguen llegando votos pasadas las elecciones. Los demócratas nunca creyeron en ganar de forma honesta. Por eso han enviado decenas de miles de papeletas sin ninguna comprobación; ya dije que iba a ocurrir porque ya lo he visto en muchas elecciones... Esto no tiene precedentes en la historia de este país”, ha seguido acusando.

Sus palabras llegan cuando Joe Biden ya roza la Casa Blanca. Las artimañas legales del equipo republicano para paralizar el recuento de votos en estados como Michigan o Georgia han sido rechazadas, allanando el camino presidencial para el candidato demócrata.

Los demócratas han enviado decenas de miles de papeletas sin ninguna comprobación; ya dije que iba a ocurrirDonald Trump

Estos movimientos vía tribunales son los últimos de una larga lista que comenzó nada más conocerse los primeros datos del recuento (y antes, incluso). Con muchos estados aún a medio escrutinio, Trump compareció para autoproclamarse vencedor de las elecciones. Estaban listos para celebrarlo y todo, aseguró. De inmediato cambió el guión y pasó a considerar los comicios “un fraude”.

“Es una vergüenza para nuestro país. Estábamos preparados para ganar. Hemos ganado estas elecciones. Ahora vamos a asegurarnos de si se está produciendo un fraude. Vamos a ir a la Corte Suprema para ver qué ha pasado”, espetó en su particular speech al hacer referencia a los datos de Joe Biden.

Contradicciones vía Twitter (y su equipo)

No volvió a hablar hasta este jueves (viernes ya en España). Todo este tiempo únicamente se ha dedicado a tirar de móvil y Twitter, donde ha proseguido con sus contradicciones: bien clamando que se pare el conteo (allí donde su rival le viene remontando), bien exigiendo que se cuenten los votos (donde tiene una victoria clara). 

Quien no ha dejado de alzar la voz en este tiempo ha sido su equipo: su hijo Eric, su abogado Rudy Giuliani... todos han mantenido el mensaje de “fraude electoral” por el conteo de los votos por correo, que son favorables al candidato demócrata de forma mayoritaria.

Eso sí, algunas voces republicanas ya han contradicho al presidente. Como el excandidato presidencial republicano Rick Santorum, que ha señalado en la CNN que ha advertido de que es “peligroso” hablar de fraude electoral. “Las papeletas no son fraudulentas”, ha aclarado. También el excandidato presidencial republicano Mitt Romney ha pedido tener fe en la Constitución y en el pueblo estadounidense: “Contar todos los votos está en el corazón de la democracia”.

 

Biden asegura que se completará el recuento

Poco antes, el candidato demócrata Joe Biden ha asegurado a los americanos que se completará el recuento de los votos. 

“En EEUU el voto es sagrado. Ha ayudado a las personas a expresar su deseo, el de los votantes y de nadie más. Por eso hay que contar todas las papeletas”, ha apuntado en una intervención breve, incluso más que la del día anterior, y de nuevo sin preguntas

Biden ha pedido “paciencia” en varias ocasiones ante la tardanza en un escrutinio que puede alargarse hasta la próxima semana. “Esa paciencia lleva viéndose recompensada en un sistema de Gobierno que es la envidia del mundo desde hace 240 años”. “Se va a completar el recuento, que nadie tenga dudas”, ha aseverado. 

Mientras tanto, todo el mundo sigue mirando hacia Estados Unidos y el puñado de territorios cuyo resultado aún está en el aire y donde la diferencia entre ambos candidatos son unos pocos miles de votos. 

Sigue aquí esos resultados en tiempo real. 

Photo gallery Las fotos más curiosas de las elecciones en Estados Unidos See Gallery

NUEVOS TIEMPOS