Dos hábitos que te permitirán ahorrar sin que se resienta la cesta de compra

Economía y ecología, dos motivos de emergencia para apostar por una nueva forma de consumo.
Hispanolistic via Getty Images

Asistimos impotentes a dos noticias que se convierten en sendas razones de peso para marcar un antes y un después en nuestra forma de consumo.

La primera: los datos de inflación en nuestro país que se dispararon un 9,8% el pasado mes de marzo. Traducido a la vida normal, los precios de la luz, los carburantes y los alimentos están disparados —y por contagio, los precios de casi todo— y nuestro bolsillos lo llevan semanas notando.

La segunda: el nuevo informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), publicado hace unos días, es un ultimátum al mundo. En él, los científicos advierten de que las oportunidades para conseguir que el calentamiento se frene y no llegue a límites catastróficos ya son mínimas.

Economía y ecología, dos motivos de emergencia para, de una vez por todas, practicar un consumo responsable y comprometido en el que no tenga espacio el usar y tirar, y sí el reciclar y reutilizar.

No lo tires, dale un nuevo uso

Hasta hace muy poco, tirar todo aquello que no nos servía ha sido la práctica común: cartones, electrodomésticos, ropa, muebles, botellas... Ahora es nuestro deber con el planeta reducir al mínimo nuestros residuos y pensar en nuevos usos para todo aquello que ya no utilizamos antes de tirarlo.

Comenzando por la comida: el desperdicio alimentario ha alcanzado cifras intolerables. En este sentido, además de planificar la compra, te damos algunas ideas para convertir las sobras y la fruta muy madura en deliciosas recetas.

Para que la ropa, los muebles o las cajas no acaben en el cubo de la basura, tira de creatividad y convierte una camiseta en un colorido turbante para el pelo, unas cajas en un útil zapatero o una mesa de salón en un tobogán para el cuarto de los niños.

¿Y qué pasa con los electrodomésticos que se estropean? Los talleres de reparaciones han resucitado. Otra posibilidad, consulta en Internet esa posible avería porque muchos manitas comparten sus habilidades para arreglar planchas, secadores, calefactores... ¡Puede salirte gratis!

Recurre al mercado de segunda mano

Foto para plataforma 'online' de segunda mano.
Cleardesign1 via Getty Images/iStockphoto
Foto para plataforma 'online' de segunda mano.

Desde un teléfono móvil hasta un libro, pasando por unas sillas, un vestido de fiesta o un robot de cocina. El mercado de segunda mano crece y se asienta como una de las alternativas económicas y ecológicas de consumo.

Colocar en el mercado todo aquello que aún está en buenas condiciones nos aportará unos ingresos extra. Y adquirir productos de segunda mano nos saldrá más económico que comprarlo nuevo.

Según Milanuncios, la plataforma con más experiencia en el mercado de segunda mano, durante el año 2021 se registraron más de 6,3 millones de anuncios por un valor total superior a los 5.600 millones de euros en las categorías más populares de productos de segunda mano. Entre ellas, las más destacadas son Motor, Casa y jardín y Tecnología. Lo más buscado fueron las bicicletas —con 1 millón de búsquedas—. Completan el top 10 de artículos más demandados piscinas, tractores, sofás, barcos, PlayStation 4, patinetes eléctricos, muebles y PlayStation 5.

“Tras el análisis realizado en base al comportamiento de los usuarios del mercado de segunda mano, en Milanuncios nos hacemos una idea de cómo será el consumo en España en 2022. Vemos una clara tendencia a la sostenibilidad, apostando por darle una segunda vida a los objetos que tenemos en casa, en un entorno en el que nos preocupa la comodidad y en el que, como sociedad, estamos apostando por los envíos a domicilio”, explicaba Íñigo Vallejo, portavoz de Milanuncios.