Lo que nadie esperaba que Guillermo y Harry desvelaran sobre su abuelo

Participan en un documental sobre el duque de Edimburgo pero ya se han filtrado algunos detalles.
Los príncipes Guillermo y Harry, en la final de la Copa del mundo de rugby de 2015 junto a su abuelo.
Phil Walter via Getty Images
Los príncipes Guillermo y Harry, en la final de la Copa del mundo de rugby de 2015 junto a su abuelo.

La expectación es máxima en Reino Unido ante el estreno este miércoles de un documental de la BBC sobre Felipe de Edimburgo, marido de la reina Isabel II, que falleció en abril a los 99 años.

En el documental, titulado Prince Philip: The Royal Family Remembers y del que ya se han filtrado algunos detalles, son sus hijos y sus nietos quienes recuerdan su figura. Eso incluye al propio príncipe Harry, a pesar de su distanciamiento de la casa real y de sus recientes tensiones con el resto de la familia tras la entrevista que concedió junto a Meghan Markle a Oprah Winfrey.

Según confiesa el hijo menor de Carlos de Inglaterra y Lady Di, lo que más echa de menos de su abuelo es su sentido del humor, como recoge el Daily Mail: “Pero sobre todo lo echo de menos por mi abuela porque sé lo increíblemente fuerte que era con él al lado. También sé que ella estará bien sin él”.

“Eran la pareja más adorable. Para mí conocer el descaro de él y saber que detrás de lo que ve todo el mundo había dos individuos tan enamorados y desde tan jóvenes, y que dedicaron su vida a servir a los demás... ese es un vínculo increíble entre dos personas”, añade el príncipe Harry.

“Lo echo de menos por mi abuela porque sé lo increíblemente fuerte que era con él al lado. También sé que ella estará bien sin él”

Más allá de los recuerdos emotivos, el documental también recoge una anécdota que es buena prueba de ese sentido del humor que menciona su nieto. Según ha adelantado la BBC, el príncipe Guillermo cuenta que al duque de Edimburgo le encantaba tomar el pelo a sus nietos de una manera muy peculiar: con un bote de mostaza.

“Le quitaba la tapa y te lo ponía entre las manos... y después te las apretaba para que la mostaza saliera disparada hasta el techo”, recordó. “Eso solía traerle muchos problemas con mi abuela”.

Zara Tindall, hija de la princesa Ana, también fue víctima de una de esas bromas. “Creo que las marcas siguen ahí”, añade su hermano mayor, Peter Phillips.

Éste también recuerda las peleas del duque de Edimburgo con la tecnología: “Recuerdo que le ponían un nuevo portátil o una nueva impresora.... y escuchar cómo gritaba al aparato”. Según señala, le gustaba la tecnología, pero era “bastante entretenido verle intentando manejarla”.

La vida de Felipe de Edimburgo, en imágenes