Echenique sale en defensa de Almeida tras la broma que le gastaron (y claro que tiene truco)

"No tenéis corazón al reíros".
El diputado de Unidas Podemos, Pablo Echenique, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; en sendas fotos de archivo.
El diputado de Unidas Podemos, Pablo Echenique, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; en sendas fotos de archivo.
Getty Images

La broma telefónica que le gastaron dos humoristas rusos al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, todavía está dando que hablar. Los cómicos Vovan y Lexus se hicieron pasar por el alcalde de Kiev para hablar con le preguntaron al dirigente del PP si estaría dispuesto a deportar a hombres ucranianos para que se integren en el Ejército ucraniano para combatir la invasión rusa, pero también otras cuestiones más distendidas como por qué en determinados ambientes le llaman “cara-polla”.

Ha sido la respuesta del regidor al primero de los asuntos -“por supuesto, no creo que para Madrid sea un problema”- lo que ha generado numerosas críticas políticas, pero también de expertos en seguridad que cuestionan el peligro de que altos cargos no certifiquen este tipo de comunicaciones de forma adecuada. Precisamente, el diputado de Unidas Podemos en el Congreso Pablo Echenique se ha pronunciado sobre este asunto a través de una publicación en su cuenta de Twitter.

El portavoz del Grupo Confederal de UP en el Parlamento ha opinado sobre la magnitud de la broma con un tuit muy a su estilo, recuperando otro de los momentos de la conexión telefónica con los humoristas. Aquella en la que se muestra partidario de “castigar a los bastardos rusos”.

La ‘defensa’ de Echenique

Echenique se ha referido al alcalde de la capital de España en la red social del pajarito azul como “pobrecito Almeida que ha llamado ‘bastardos’ a todos los rusos que viven en Madrid”. En un claro tono irónico, el político de UP no se queda ahí y continúa exponiendo que “y se ha ofrecido a deportar forzosamente refugiados ucranianos para que mueran en el frente”.

Siguiendo esa línea jocosa, Echenique finaliza la publicación con una reflexión que también tiene truco: “No tenéis corazón al reíros de semejante ser de luz”.

Pablo Echenique