Economía prefiere dejar funcionar la competencia a poner un tope al precio de los alimentos

El Ministerio de Nadia Calviño apuesta por dejar que los márgenes de las empresas se mantengan estables.
|
Nadia Calviño, vicepresidenta primera y ministra de Economía, y Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo.
Nadia Calviño, vicepresidenta primera y ministra de Economía, y Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo.
Europa Press News via Getty Images

La propuesta de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de intentar conseguir un acuerdo con las empresas distribuidoras de alimentos para que pacten una congelación de precios a una serie de alimentos básicos para que los clientes no sufran los efectos de la elevada inflación está provocando disensiones en el Gobierno.

Según fuentes del Ministerio de Economía consultadas por Europa Press, el Departamento que dirige Nadia Calviño, vicepresidenta primera del Gobierno, se opone a fijar una cesta de la compra con precios congelados o limitados.

Por el contrario, abogan desde Economía por dejar hacer a la competencia.

Según el Ministerio de Calviño, lo importante es que los márgenes de las empresas se mantengan estables y que funcione la competencia para que, a través de una mayor estabilidad en los costes que se están percibiendo, la inflación pueda bajar.

Desde Economía apuntan a que esta medida puede tener un sentido a corto plazo, pero que a medio y largo plazo dañarán a las empresas y a la economía.

Se produce así otra grieta en el seno del Gobierno tras la presentación de esta iniciativa por parte de Díaz.

La otra fisura ha surgido desde el Ministerio de Defensa, donde su titular, Margarita Robles, ha cargado duramente contra Díaz en una entrevista en Espejo Público (Antena 3) en la que ha criticado a la titular de Trabajo por “entrar en algo que no le corresponde”. “Hay ministros que son los competentes, los que técnicamente saben todo, los que tienen que tomar las decisiones”, ha añadido en referencia a Luis Planas, ministro de Agricultura.

“No se puede decir, bueno, pues vamos a ver qué se me ocurre a mí ahora que puede quedar bien”, ha agregado. Según la titular de Defensa, “con los más vulnerables y los que más lo necesitan, estamos todos”.

En ese momento, Robles ha acusado a Díaz de querer “patrimonializar que está con los más vulnerables”. “A mí no me gusta, lo digo con toda claridad”, ha aseverado. Robles ha querido poner en valor al ministro de Agricultura. “Es un hombre expléndido, que conoce la realidad, que es prudente, responsable y sensato”.

En ese sentido, la ministra ha pedido al resto de compañeros del Gobierno “trabajar todos juntos, como una piña, respetando lo más posible las competencias de todo el mundo y siempre en equipo”.

En respuesta a las palabras de Robles, Díaz se ha mostrado rotunda: “El bolsillo de los españoles compete a todo el Gobierno de España”.

Lo ha hecho en declaraciones a los periodistas tras reunirse con Carrefour, la empresa francesa de supermercados que pidió reunirse con el Gobierno para afrontar la crisis de inflación y a la que tanto Díaz como Alberto Garzón, ministro de Consumo, han instado a elaborar una cesta de la compra “asequible” para las familias.

En relación con la polémica generada por Robles, fuentes del Ministerio que dirige Díaz aseguran a El HuffPost que esta iniciativa “está hablada dentro del Gobierno” y que nadie ha “trasladado ninguna objeción mientras haya un acuerdo”.

De hecho, en declaraciones a los periodistas, la propia Díaz ha dicho que sí, que habló con Planas y con Sánchez de esta medida.

Recuerdan desde Trabajo que en esta materia hay muchas “competencias cruzadas” y que a Díaz le correspondería, por la parte de Economía Social, la responsabilidad social corporativa de las empresas; así como a Garzón las competencias en consumo y alimentación saludable.

Aseguran además que el Ministerio de Agricultura tendría algunas competencias, “pero no directamente vinculadas” a esta iniciativa. También, indican, las podrían tener otros departamentos como el de Reyes Maroto, en cuanto al comercio, o Nadia Calviño, en cuanto a la parte de economía y empresas.

“Pero aquí no estamos haciendo ningún Real Decreto”, aseguran estas fuentes, “les estamos instando llegar a un acuerdo”.

No piensa lo mismo que Robles y que Calviño la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, que ha asegurado que la propuesta de Díaz es “una medida bien recibida” y que el Gobierno está haciendo “todo lo que puede hacer” para ayudar a los más necesitados.

Rodríguez ha puesto en valor que todos “arrimen el hombro” y cree que las cadenas de distribución se unan a esos compromisos es una buena noticia.

En una reunión del Eurogrupo, en Finlandia

Nadia Calviño