POLÍTICA
01/04/2021 06:57 CEST

Edmundo Bal: "Yo mañana no me voy a ir al PP"

Entrevista con el candidato de Cs a la Presidencia de Madrid: "Iglesias es lo mismo que Monasterio en el fondo".

SERGI GONZÁLEZ
Edmundo Bal

Se cambia la ropa para la sesión de fotos, que no la chaqueta de partido. Chupa de cuero y camiseta de los Rolling Stones. Edmundo Bal es roquero de corazón. Nadie diría ahora que es el abogado del Estado con una misión casi imposible: salvar a Cs de la desaparición en Madrid. Le echa ganas, pasión, como él mismo dice. A lo Loquillo. Ha elegido precisamente como canción de campaña un temazo suyo,En las calles de Madrid. Motivación que suena también a AC/DC, Elvis Presley y Metallica.

No piensa dejar su escaño en el Congreso hasta saber qué pasa esa noche electoral. Da el salto, comenta, para evitar que gobiernen los extremos. “Iglesias en el fondo es igual que Monasterio”, dice sobre estos contrincantes. No quiere entrar de lleno en críticas a Isabel Díaz Ayuso, pero le achaca que fue “irreflexiva” a la hora de convocar elecciones. Pero sigue manteniendo que el acuerdo con los populares es “bueno”. Y va más a saco contra el aspirante socialista, Ángel Gabilondo. “¿Durante estos dos años se le ha oído quejándose de Iglesias?”, lanza al aire.

Evita cualquier hipótesis de que su partido vaya a desaparecer y defiende que ahora es más “necesario” que nunca. Con un aviso a los fugados: “Yo mañana no me voy a ir al PP”. Confía “en la palabra” de Albert Rivera y no quiere creer que el exlíder esté detrás de la operación lanzada por el Partido Popular. Al que no le dedica precisamente buenas palabras, en este inicio de la cuarta ola, es a Fernando Simón: “Ha tenido una actuación verdaderamente lamentable”. Por cierto, él dice que no ha visto a borrachos franceses estos días, sino tomando el vermú como el resto de madrileños.

En qué marrón se ha metido…

Ja, ja, ja. Sí, me lo dicen mucho ahora. Es que toda mi vida ha sido siempre igual, me ha puesto por delante estas bifurcaciones de camino. Normalmente tomo la decisión que no resulta tan cómoda, la que es mi obligación, aunque sea más difícil. La verdad es que me han pasado tantas cosas en los últimos años desde que me cesaron como abogado del Estado jefe del departamento de penal por el asunto del procés, después me ofreció Cs entrar en política y ahora he tomado esta decisión. Puedes quedarte en tu zona de confort, vivir de manera más cómoda, pero no podría soportarlo. Necesito tomar estas responsabilidades, sentir que cumplo con mi obligación y dormir tranquilo. Y ahora es relativamente sencillo porque esto de la campaña es una locura, ja, ja, ja. Me refiero a tener la conciencia tranquila.

Es el candidato en unas elecciones cruciales para Cs, en el momento más complicado del partido desde que se fundó. ¿Va a desaparecer Ciudadanos?

Estamos en un momento crucial, decisivo y muy importante. Primero, para España y para Madrid. Se están planteando estas elecciones en clave nacional, y no me extraña. Llevo dos años en el Congreso viendo, presenciando y combatiendo la crispación, la polarización, la política de bandos, la vieja política, la guerra de trincheras. Se trata ahora de replicar eso en Madrid, hay madrileños buenos y malos, rojos y fachas. La respuesta de qué pasa con Cs sale por sí sola: nunca ha sido Cs más necesario. Nunca he visto yo que un partido de centro, moderado, que trate de unir a las dos fuerzas que tiene a ambos lados, que trata de conseguir políticas de consenso, que trata de fomentar la unidad para soluciones reales... Nunca me ha parecido que un partido aparezca como más necesario en la historia que en este momento Cs. Me recuerda mucho al 78, a la UCD, a esa necesidad de llegar a los Pactos de La Moncloa. Lo que no estoy dispuesto, y por eso me presento, es a que se salgan con la suya los extremos que pretenden polarizar. Soy liberal y siempre que me meto en una negociación o discusión trato de abrir mi mente y pensar que el otro me puede aportar. Al final, la mayor parte de los ciudadanos piensa que los políticos somos el problema, pero tenemos que ser la solución. 

SERGI GONZÁLEZ
Edmundo Bal, durante la entrevista

El PP les está haciendo una OPA hostil. Se han llevado hasta Fran Hervías, que fue su secretario de Organización. Ahora, también han fichado como ‘cinco’ en la lista de Ayuso a Toni Cantó. ¿Qué le parece lo que está el Partido Popular y la huida de los que han sido sus compañeros?

La maniobra del PP se realiza con luz y taquígrafos, a la vista de todo el mundo, se dice tenemos las puertas abiertas y me da igual que el concepto sea el de tránsfuga o el que sea. Los hechos son los hechos, todos los ciudadanos son gente madura, y tienen la opinión que quieran tener. En segundo lugar, con respecto a los compañeros que antes militaban en Cs y ahora en otro partido, respeto para las personas que quieren cambiar, cambiar de ideas. Que no nos confundan, son ellos los que cambian de ideas. Esta es la frase famosa de Groucho Marx de “yo tengo unos principios, pero si no le gustan, tengo otros”. Yo sólo tengo unos, los míos, son los de ayer, los de hoy y los de mañana. Yo mañana no me voy a ir al PP. ¿Sabe por qué? Creo en la eutanasia, no creía ayer y mañana dejaré de creer. Creo en la lucha contra la corrupción y en la regeneración política, creo que a los jueces no se los deben repartir los políticos en el Poder Judicial, creo que no se debe repartir RTVE en el Congreso de los Diputados… Esto es un credo, principios y valores. Son los de ayer, los de hoy y serán los de mañana. Que otros han cambiado de valores en relación con estos temas, que lo expliquen ellos y que no digan que no han cambiado.

Ni con Podemos ni con Más Podemos voy a gobernar

¿Ha escuchado las críticas de algunos diciendo que ha sido Cs el que ha cambiado?

Llevo dos años en este partido, entré con Rivera, hace un año se presentó Arrimadas a la más alta responsabilidad de la Presidencia y salió elegida con el 90 por ciento de apoyo. No veo confusión ninguna respecto a cuáles son nuestros principios y valores. ¿Qué es el centro? En este país y en cualquier país de Europa, el centro progresista que es lo que somos nosotros, es un partido que es liberal de pensamiento, económico, pero liberal moderno. A su vez también somos reformistas o progresistas. Luchamos por la conquista de los derechos sociales, no vamos a dar un paso atrás en las políticas sociales. Nos diferencia una cosa del PSOE y otra del PP, si a eso le añadimos el calificativo de ser el partido limpio, tiene los tres valores que definen a Cs. 

¿Libertad o ultraderecha?

Esto fue una de las cosas que cuando me llama mi amigo Nacho Aguado y me dice “creo que eres el mejor candidato”, llevaba ya una semana en esto que me está preguntando. Me espeluznaba, me indignaba. Unos se presentan con el eslogan de “socialismo o libertad” o “comunismo o libertad”, no hay más que dos bandos, no hay término medio. Pero es que cuando se presenta el del otro extremo, lo hace como luchador antifascista. Lo mismo. Luego están las descalificaciones personales. Le dice un extremo “tú, Iglesias, estás acabado”. ¿Pero qué lenguaje barriobajero es ese? Y el otro le dice a Ayuso: “Te voy a meter en la cárcel porque eres una delincuente”. Me presento para que eso no venza, para que cuando Cs tenga que decidir sobre las políticas públicas de la Comunidad lo haga pensando en el bienestar. 

SERGI GONZÁLEZ
Bal contesta a una de las preguntas

Iglesias ha dejado su escaño en el Congreso. ¿Usted lo va a hacer? ¿Cuándo? ¿Se compromete a quedarse en la Asamblea después del 4 de mayo?

Mire, llevo todo la vida en el servicio público. Hace 27 años aprobé la oposición, soy de la promoción del 93. Soy de una familia de funcionarios, tanto mi abuelo como mi padre lo fueron. Probablemente hará un siglo o siglo y medio que en la función pública hay alguien que se apellida Bal o Francés. Estuve de excedencia voluntaria en un despacho privado durante dos años y no me ha gustado. Quiero seguir en el servicio público. No le tengo que contar lo que gana un abogado del Estado cuando se va a un despacho privado, pero no me interesa. Por eso quiero que el 4 de mayo los madrileños me digan dónde sirvo mejor a mi país, me dirán si quieren que esté en la Asamblea y si soy decisivo, que es lo quiero conseguir, o me dirán tú vas a servir a tu país en el Congreso. 

Si por Ayuso fuera, desatendería por completo las políticas sociales

Se vanagloria de hablar bastante claro.

Me lo dice la gente, que no parezco un político. Me gusta mucho.

Pues una respuesta muy clara. ¿A quién haría presidente si tiene los votos? ¿Díaz Ayuso o Gabilondo?

Es que no quiero hablar de personas, esa es la cuestión. Se habla mucho de personas. Primero, el señor Gabilondo, al que le tengo un gran respeto y hablar con él es una delicia, dice que no va a pactar con este Iglesias. Le falta decir que a lo mejor no podría dormir si Iglesias estuviera en el Gobierno de Madrid. Esto nos suena a alguien que lo dijo antes. Y resulta que en el Gobierno de España llevamos un montón de tiempo con Podemos en el Gobierno. Yo ni con Podemos ni con Más Podemos voy a gobernar, no voy a permitir que las políticas públicas de Madrid se decidan por este extremo. Tampoco lo voy a permitir con respecto a Vox, al otro extremo. No tengo ningún problema con Gabilondo, pero no está diciendo la verdad, está confundiendo a los españoles. 

¿Por qué?

Hay muchos indicios que apuntan a esta dirección, como, por ejemplo, ¿durante estos dos años de Gobierno se ha oído al señor Gabilondo quejándose de Iglesias? A otros socialistas sí que se les ha oído, como Lambán y Vara. Cuando el presidente del Gobierno decidió sacar la ley de presupuestos echándose en brazos de Bildu y ERC, cuando pudo haberlo hecho con Cs, ¿dónde estaba el señor Gabilondo? ¿Se quejó, se le escuchó decir que sería preferible con Cs? No. Al final, el señor Gabilondo, me da la sensación de que se presenta un poco a rastras porque él quería una magnífica jubilación dorada siendo Defensor del Pueblo. Respeto máximo, pero para gobernar hace falta algo más. Y nos encontramos con este bagaje.

Por el otro lado, no quiero que el otro extremos decida sobre las políticas de Madrid. No quiero, como estoy escuchando en la radio, y me espeluzna, que al parecer se quieren poner obstáculos a la aplicación de la ley de eutanasia. Si me votan a mí, no habrá obstáculo. No quiero que nadie imponga cosas como el pin parental, no quiero. Hablo muy claro. ¿Qué hay que hacer? Plantear las políticas, poner las condiciones naranjas. Son muy sencillas. Ya hemos hecho muchas cosas en las consejerías, y han quedado cosas en el tintero por culpa de Ayuso, que precipitadamente, con un criterio puramente oportunista y con gran irresponsabilidad, ha encontrado una excusa creyendo que va a tener un mayor rédito electoral.

SERGI GONZÁLEZ
Detalle de la entrevista en la sede de Cs

Si está dispuesto a pactar con Ayuso, ¿con qué cuerpo lo puede hacer después de todo lo que ha sucedido? Ella anunció las elecciones a Aguado al final del Consejo de Gobierno sin haberle dicho nada antes…

Después de haberle garantizado mi compañero Aguado que no se iba a plantear una moción, como se ha puesto de manifiesto en el Ayuntamiento de Madrid y en la Junta de Andalucía. Los hechos son tozudos. Lo que sucede es que no he venido a hacerme en la política amigos o enemigos, no he venido a proyectar mis filias y fobias, yo mis cabreos mes los dejo en casa antes de salir. Cuando salgo y tengo que decidir, tengo que pensar con la cabeza y el corazón. Pero, sobre todo con la cabeza, no con las tripas, no con el hígado. La gente te paga el sueldo para encontrar soluciones. Me da muchas veces la sensación de que los políticos tienden a crear los problemas en lugar de resolverlos. 

Ayuso convocó elecciones y echó a los miembros de Cs del Gobierno. ¿Es de fiar?

Me remito a los hechos, como soy jurista, me gustan mucho. Llegamos a un acuerdo bueno con el PP para el futuro de Madrid, que ha situado y va a situar todavía más a Madrid en la modernidad del 2030, en lugar de otros que tratan de ubicarla en 1936. Fue roto e incumplido unilateralmente por Isabel Díaz Ayuso, no había motivo. Ella encontró la excusa. Los hechos son tozudos: miró las encuestas y dijo “ay, tengo la excusa perfecta para convocar elecciones” en medio de una pandemia y sin motivo. ¿Por qué? Lo dijo de forma inmediata: “Voy a conseguir la mayoría absoluta”.

¿Cree que la va a conseguir?

Nosotros en Cs vamos a ser decisivos, lo cual significa que esencialmente ella no va a poder decidir sola. Creo que es bueno para los madrileños que Cs en esta ecuación esté presente como un partido decisivo. Eso permite impuestos bajos, lo que nos diferencia del PSOE y de Gabilondo por mucho que diga que no va subir la fiscalidad, y políticas sociales, lo que nos diferencia de Ayuso, que si por ella fuera, desatendería por completo las políticas sociales. 

No quiero que nadie imponga cosas como el pin parental

¿Apoyaría en una investidura un Gobierno de Ayuso y de Vox?

No quiero los extremos, hemos venido a frenarlos para que Madrid avance. No hay que confundirse, no hay que minusvalorar los extremos. Las ideas más radicales de los dos polos son las de Vox y las de Podemos.

¿Para usted es igual Vox que Podemos?

Creo que plantean, desde sus ópticas, ideas que están en los extremos del arco parlamentario, son las ideas más en los lados. ¿Sabe lo que pasa cuando gobierna la radicalidad? Pasa lo que ha pasado en Cataluña: se rompen familias, negocios, pandillas de amigos. Aportaremos el sentido común, estamos aquí para evitar esa radicalidad en las ideas, que es nociva para la convivencia.

SERGI GONZÁLEZ
BA

Antes citaba a Rivera, ¿hasta qué punto tiene la culpa él de la situación de Cs y de la política? ¿No tendría que haber pactado después de las elecciones del 28-A con el PSOE y tener un gobierno de mayoría absoluta?

En aquella época era un diputado más y estaba en la Ejecutiva Nacional, no podía hablar con el grado de conocimiento que tengo ahora. Pero lo que sí digo, y me han dicho personas con las que tengo confianza: Pedro Sánchez no quería. Tenía esta maniobra orquestada desde el primer momento para ir a una segunda vuelta creyendo que iba a ser muy decisivo el voto útil y entonces se iban a hundir UP y Cs. De esa forma volveríamos al bipartidismo, con lo que sueñan Sánchez y Casado. Siempre lo he dicho: el bipartidismo ha muerto. Es bueno que se haya terminado. Hemos venido para acabar con los vicios del bipartidismo. Algunos de los que militaban en mi partido lo decían y ahora militan en algunos de los partidos del bipartidismo.

¿Está Rivera detrás de esta operación con el PP?

A Albert le tengo un respeto enorme, fue la persona que se fijó en mí cuando fui cesado en mi cargo y vio que yo podía hacer este trabajo tan bonito, y del que me siento tan orgulloso. A lo largo de todo este tiempo, hemos hablado mucho cuando era presidente de Cs, nunca me ha faltado a la palabra. No tengo en mi memoria ningún momento en el que dijera o prometiera algo y luego hiciera otra cosa. Nunca ha faltado a su palabra. Si nunca lo he hecho, quiero pensar que no va a faltar a su palabra nunca. Lo dijo cuando se fue, no quiero ser un jarrón chino, no quiero tutelar el partido. Por amigos, me consta que es muy feliz en su vida profesional en su despacho y desde el punto de vista personal y familiar. Estoy absolutamente convencido, con toda la confianza que uno puede poner en las decisiones de una persona, que no va a faltar a su palabra, y que si dijo que se iba de verdad de la política, es verdad. 

Gabilondo no está diciendo la verdad, está confundiendo

Si fuera presidente de la Comunidad, ¿el toque de queda sería a las once?

Aquí hay muchas cosas que valorar en un problema muy complejo que parte de una idea esencial: ¿por qué en Madrid esto y por qué en Aragón o en Castilla-La Mancha lo otro? ¿Cómo es posible que los extranjeros entren por Barajas y nadie les controle las PCR? Es muy fácil de explicar: el Gobierno de la nación elude el cumplimiento de sus responsabilidades. ¿Qué pasó en la primera ola? Había un mando único en manos de Illa. ¿Y no se dan ahora las mismas circunstancias? Un segundo problema: el virus viene sin mando de instrucciones. Cada comunidad adopta unas determinadas soluciones. Hay comunidades que han cerrado la hostelería por completo y que, sin embargo, sus índices de contagio, de mortalidad y de ocupación de la UCI han sido elevadísimos. Otras, por el contrario, como Madrid, que ha mantenido abierta la hostelería y un toque de queda a una hora más laxa, se han encontrado, sin embargo, igual o incluso en algunos momentos…

Madrid ahora tiene el peor índice acumulado en los últimos quince días.

Con Navarra, y está cerrada la hostelería. Los hechos te ponen de manifiesto que esto, de verdad, cómo se tenía que haber solucionado es con un mando único del Gobierno. ¿Qué ha pasado? Que es molesto ponerle restricciones a los ciudadanos, que te culpabilicen a ti de no poder salir a la calle. Y al señor Sánchez no le gusta lo molesto, sólo lo bonito. Cuando llegaron las vacunas, daba la sensación de que las había inventado él y que todos íbamos a salir a adorar al salvador de la humanidad. Cuando hay que tomar soluciones difíciles y mojarse, entonces ya mejor las comunidades.

Entonces si fuera presidente de Madrid, ¿pediría el mando único?

Pediría primero exigir al Gobierno de España el cumplimiento de sus responsabilidades, es evidente que nos encontramos ahora en un momento de estado de alarma. Es evidente que no se está cumpliendo con el control de las pruebas de PCR en Barajas. En segundo lugar, si esto no prospera y cada comunidad tiene que adoptar sus propias decisiones, comité de expertos de verdad. 

Fernando Simón ha tenido una actuación verdaderamente lamentable

¿Tendría que dimitir Fernando Simón o ser cesado?

Simón ha tenido una actuación verdaderamente lamentable. Si me conocen, saben que suelo huir de la grandilocuencia y de las palabras altisonantes. Bastaría decir que no hace falta más que ir al Whatsapp para mirar los memes que se han hecho de Simón para darse cuenta de que la gente no lo tiene por una persona seria. Es una responsabilidad que tendría que aportar a los españoles ciertos niveles de seguridad, de confianza, que pensáramos que al frente de este combate tenemos a una persona de confianza. Y ese no es el señor Simón.

Si uno va por la calle en Madrid o se sienta en una terraza, está todo lleno de turistas franceses borrachos.

Borrachos he visto pocos. La verdad es que eso me llama la atención bastante.

¿Ha visto la famosa fotografía?

En la televisión he visto fiestas ilegales, lo cual me indigna muchísimo, pero no les oigo hablar. No sé si son franceses.

Las terrazas en el centro de Madrid están llenas de franceses.

Este sábado Cs ha tenido un acto de mi presentación en la plaza de Santa Anta. Y luego me he paseado por allí…

Por cierto, desde Más Madrid se ha criticado ese acto por no guardar las distancias de seguridad.

Se cumplieron todos los protocolos, al cien por cien, nadie puede dudar de que Cs ha sido el partido más prudente durante la pandemia de todo el arco parlamentario. Fuimos los primeros en pedir el estado de alarma y el uso obligatorio de la mascarilla. Somos muy prudentes, siempre respetamos las normas. Estaba en la plaza de Santa Ana, después me quedé con mis amigos tomando una cerveza. ¿Había franceses? No se distinguían de los españoles, estaban pacíficamente bebiendo sus cervezas y sus vermús, igual que los españoles. De repente también he descubierto el dato curioso de que Madrid, como destino de franceses, es la séptima comunidad de España. ¡Vaya! ¿Entonces cómo es posible que Podemos, Más Podemos, Mónica García, Errejón, Iglesias y Echenique digan que la culpa de todo esto la tiene la Comunidad de Madrid? Por la polarización, la crispación y la utilización de las noticias con una finalidad política y no fijarse en los problemas reales de los españoles. Cuando escucho estas declaraciones de que Madrid está invadida de franceses borrachos, pues mire, no es verdad. No se debe utilizar con esta frivolidad este tipo de noticias. Aquí hay fiestas ilegales que hacen españoles, franceses, alemanes, si hay alguno, o británicos. No se puede decir de esta manera, hay que decirle a la gente que cumpla las normas. El sábado pasado, a la hora del aperitivo, me encontré en el camino a muchos franceses en las terrazas con la misma actitud normal que un español.

SERGI GONZÁLEZ
Bal respondiendo a las preguntas

¿Aceptaría los votos de Monasterio para llegar al Gobierno?

Es una pregunta característica con respecto a Cs que no me canso de contestar. No tenemos ningún acuerdo de gobierno con Vox en ningún lugar, no hay ningún periodista o ciudadano que pueda sacar un papel que diga que está mi firma, la de Arrimadas y la de Abascal. No hay. Tenemos acuerdos de gobierno con el PP, no hemos pactado nunca con Vox. Y Vox tiene que tomar sus decisiones. Si me presento y Vox tiene que tomar una decisión, que tome la que quiera. Pero Vox no responde ante mí, sino ante sus votantes. Tendrá que explicar sus decisiones, por qué ha votado una cosa u otra. Por ejemplo, ¿cómo es posible que el decreto ley de aplicación de los fondos europeos saliera adelante con su abstención cuando es abrir la caja de Pandora de la corrupción? Ya lo viví con el Plan E de Zapatero siendo abogado del Estado, es corrupción porque no hay controles. 

Ayuso ha sido irreflexiva e irresponsable a la hora de convocar elecciones

Apoyaron todas las prórrogas del estado de alarma. Estaba en el equipo negociador de Cs con La Moncloa, con Carmen Calvo y Félix Bolaños. Todo apunta a que podríamos tener una cuarta ola. Ese estado de alarma acaba en mayo, ¿hay que alargarlo?

Necesitamos saber más de la cuarta ola. Lo digo con sinceridad, es para asustarse, la incidencia va hacia arriba, no sabemos hasta qué punto, todo el mundo habla de la cuarta. Hay que estar preparados, sólo faltaría que no hubiéramos aprendido nada de las anteriores. Si hace falta para prevenirla una herramienta jurídica determinada, pues habrá que tomar las decisiones que convengan al interés de los españoles y de los madrileños. Se habla del estado de alarma, lo hace un sector de la política de una manera intencionada, como una supresión de libertades. No es más que una herramienta jurídica, que se prevé en el artículo 116 de la Constitución, y que está pensada para las situaciones de epidemia, para poder tomar decisiones administrativas, que restringen algunas de las libertades, buscando un interés superior: que la gente no se muera. Primer paso para que la economía no se hunda, y esto es así. Otros por el contrario prefieren envolverse en la bandera de España, ponerse muy patrióticos, y no pensar en la segunda parte de la ecuación. Esto lo hacemos para salvar vidas y empleos. Si esta es la conclusión a la que llegamos, de acuerdo con los informes de expertos, y si no conseguimos que lleguen las vacunas, habrá que tomar la decisión que corresponda de acuerdo al interés de los españoles.

Defina de la manera más breve…

Isabel Díaz Ayuso. Es una persona un poco irreflexiva. Tiene buena voluntad, hemos hecho buen trabajo en las política que hemos puesto en marcha. Pero ha sido irreflexiva e irresponsable a la hora de tomar la decisión de convocar elecciones.

Ángel Gabilondo. Grandísimo respeto intelectual, es una persona que no tiene condiciones o cualidades para gobernar la Comunidad de Madrid. Ni siquiera quiere gobernar la Comunidad y, sobre todo, no tiene capacidad crítica para pensar y elegir lo mejor para los madrileños, sólo para obedecer a Sánchez.

Rocío Monasterio. Es uno de los dos polos. Tiene una visión de la vida única. De forma que cualquiera que piense distinto que ella pues no entra dentro de la familia correcta, del hombre correcto, de la mujer correcta, del empresario correcto. Con esos extremismos, con esos modelos que en el fondo niegan la libertad, no puedo acordar.

Pablo Iglesias. Es lo mismo que Monasterio en el fondo, pero con el otro modelo: el hombre de izquierdas perfecto, la mujer de izquierdas perfecta, el feminismo que sólo se puede entender de una manera, sólo se puede entender de una manera a los transexuales con esta bronca que tiene ahora con las feministas del PSOE… Modelos únicos de entender la sociedad, que son dogmáticos, que se basan en una especie de catecismo religioso y que si no estás dentro de esos modelos, no eres adecuado, eres malo. Negación de la libertad.

Mónica García. Tiene todo mis respetos por ser anestesista y haber estado en primera línea de fuego siendo diputada. Pero nos separan ideológicamente muchas cosas. Es igual que Podemos. ¿Cómo surgió Más Madrid? Como consecuencia de un enfado personal, entre dos personas. La ideología es la misma. Nunca vamos a estar de acuerdo en que Madrid es un paraíso fiscal. Quiero que los impuestos sean bajos y que haya políticas de progresos sociales. Quizá en alguna política de progreso podamos coincidir si no se ponen muy dogmáticos, pero en impuestos bajos y apoyo a la hostelería no vamos a coincidir. Sólo hay que ver lo que dijo sobre la cadena 100 Montaditos.

Edmundo Bal. Moderación, sentido común, responsabilidad, mucha dedicación, muchas ganas de trabajar. Es lo que he hecho toda mi vida, tratar de resolver problemas a los demás. Lo digo con modestia, lo siento, ja, ja, ja.

Photo gallery Inés Arrimadas en la Diada See Gallery
Photo gallery Isabel Díaz Ayuso haciendo cosas See Gallery

NUEVOS TIEMPOS