INTERNACIONAL
11/04/2019 15:44 CEST | Actualizado 11/04/2019 16:57 CEST

EEUU acusa a Assange de "conspirar para infiltrarse" en sistemas del Gobierno

La Justicia británica le reclama por violar la libertad condicional en 2012 y por una petición de extradición estadounidense.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha desvelado este jueves los cargos presentados contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange, quien ha sido arrestado pocas horas antes en la embajada de Ecuador en Londres a petición de Washington, que le acusa de “conspiración para infiltrase” en sistemas del Gobierno.

“Julian P. Assange, de 47 años y fundador de Wikileaks, ha sido arrestado este jueves en Reino Unido conforme al acuerdo de extradición entre EEUU y Reino Unido, debido a su implicación en una acusación federal por conspiración para infiltrarse en ordenadores al acordar sortear la clave de un ordenador del Gobierno con información clasificada”, ha detallado el Departamento de Justicia en un comunicado. 

Según documentos judiciales revelados este jueves, el delito del que es acusado Assange se relaciona con su presunto rol en una de las mayores filtraciones de documentos confidenciales en la historia de Estados Unidos. De acuerdo con la acusación formal, en marzo de 2010 Assange habría conspirado con Chelsea Manning, una ex analista de inteligencia del Ejército estadounidense, para ayudarla a descifrar una contraseña almacenada en las computadoras del Departamento de Defensa conectadas a la llamada SIPRNet, una red del gobierno de Estados Unidos utilizada para documentos clasificados.

Según el Departamento de Justicia, la analista de inteligencia y el fundador de Wikileaks “participaron en discusiones en tiempo real sobre la transmisión de archivos clasificados de Manning a Assange”.

“Los ojos curiosos nunca se cansan”

Las discusiones también reflejan que Assange alentó “activamente” a Manning a proporcionar más información, dijo el Departamento de Justicia, que señaló que en una oportunidad, Manning le dijo a Assange que ya no tenía nada más para enviar, a lo que Assange respondió: “Los ojos curiosos nunca se cansan”.

El abogado estadounidense de Assange, Barry Pollack, ha condenado el jueves a Estados Unidos por buscar la extradición de “un periodista extranjero” para enfrentar cargos por “publicar información veraz”.

Los tribunales británicos “deberán resolver lo que parece ser un esfuerzo sin precedentes por parte de Estados Unidos para obtener la extradición de un periodista extranjero para enfrentar cargos por publicar información veraz”, ha dicho Pollack en un comunicado divulgado en la cuenta en Twitter de Wikileaks.

Pollack también asegura estar decepcionado de que Ecuador, que durante casi siete años le dio asilo diplomático a Assange en su embajada en Londres, le quitara esa protección y permitiera su arresto.

El gobierno de Lenín Moreno, que también revocó la nacionalidad que había otorgado a Assange en 2017, adujo que la revocación del asilo obedeció a que el fundador de WikiLeaks “violó reiteradamente” las normas de su protección.

Es amargamente decepcionante que un país permita que alguien a quien le ha concedido la ciudadanía y el asilo sea arrestado en su embajadaBarry Pollack, abogado de Assange

“Es amargamente decepcionante que un país permita que alguien a quien le ha concedido la ciudadanía y el asilo sea arrestado en su embajada”, ha dicho Pollack en el mismo comunicado.

“Esperamos que el Reino Unido ahora le dé a Assange acceso a la atención médica adecuada, lo que le ha sido negado durante siete años”, ha añadido.

ESPECIAL PUBLICIDAD