ECONOMÍA
02/06/2021 21:00 CEST

EEUU anuncia y congela durante 180 días aranceles a España y otros cinco países por la "tasa Google"

De esta forma, el Gobierno de Joe Biden quiere darse tiempo para negociar con esos países.

Alex Wong via Getty Images
Joe Biden

Estados Unidos ha anunciado este miércoles la suspensión por 180 días de aranceles a seis países, entre ellos España e Italia, en respuesta a sus impuestos digitales para “dar tiempo” a una “solución multilateral” en el marco del G20 y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

De esta forma, el Gobierno de Joe Biden quiere darse tiempo para negociar con esos países -Austria, la India, Italia, España, Turquía, y el Reino Unido- en esos foros.

La representante de Comercio Exterior de EE.UU., Katherine Tai, ha remarcado en un comunicado que el objetivo de Washington es encontrar una “solución multilateral” a través de conversaciones actualmente en marcha dentro del G20 y la OCDE.

“Las medidas de hoy dan tiempo para que esas negociaciones continúen progresando a la vez que se mantienen la opción de imponer aranceles si es necesario en el futuro”, indicó la funcionaria en un comunicado al término del estudio oficial.

La investigación sobre el impuesto digital por parte de la oficina de la Representante de Comercio Exterior de EE.UU. (USTR, en inglés) fue abierta el pasado año bajo la Presidencia de Donald Trump (2017-2021), cuando señaló que estos países buscaban “penalizar a unas compañías tecnológicas en concreto por su éxito comercial”.

En el caso de España, los aranceles propuestos por EE.UU. serían del 25% a una serie de productos, entre ellos calzado, bolsos, cinturones, gambas y pulpo.

La tasa digital que entró en vigor en enero de este año en España afecta a las empresas que facturen más de 750 millones a nivel mundial y 3 millones en el país.

Como consecuencia, grava con un 3 % los ingresos que las grandes multinacionales tecnológicas obtengan de los servicios de publicidad dirigida en línea, servicios de intermediación en línea y venta de datos obtenidos a partir de información proporcionada por el usuario.

La OCDE trabaja en una propuesta internacional en la que plantea que las grandes corporaciones tributen donde estén sus usuarios, sin importar el domicilio fiscal de las compañías.

De este modo, grandes firmas tecnológicas como Google, Apple, Facebook o Amazon pagarían una parte de sus impuestos en los mercados donde generan sus beneficios, después de que se las haya acusado de recurrir a mecanismos de ingeniería fiscal para radicar su sede en países de baja carga impositiva y reducir así sus obligaciones fiscales.

Photo gallery Las 15 cosas que no sabías de Joe Biden See Gallery

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE