EEUU, la UE y el Reino Unido acusan de "crímenes de guerra" a Rusia

Ofensiva internacional contra Putin por la invasión de Ucrania.
Vladimir Putin, presidente de Rusia.
Vladimir Putin, presidente de Rusia.
YURI KOCHETKOV via Getty Images

Rusia ha perpetrado crímenes de guerra en Ucrania desde que comenzó la invasión hace tres semanas.

Es lo que aseguran Estados Unidos, la Unión Europea y el Reino Unido, que han acusado al presidente ruso, Vladimir Putin, de estar detrás de estas actuaciones.

El último en reafirmarse ha sido el secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, quien ha apoyado las palabras del presidente de su país, Joe Biden, que calificó a Putin como “criminal de guerra” y que este jueves elevaba el tono tildándole de “dictador” y “matón”.

“Ayer, el presidente Biden dijo que se habían cometido crímenes de guerra en Ucrania. Personalmente, estoy de acuerdo”, ha dicho Blinken, quien ha recordado que “atacar a civiles de manera intencionada es un crimen de guerra”.

El responsable estadounidense considera que tras las imágenes de destrucción que se han visto “es difícil concluir que los rusos están haciendo otra cosa”.

“Hay pruebas de que se han cometido crímenes de guerra y que Putin está detrás de ellos”

En el mismo sentido se ha pronunciado Josep Borrell, alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, quien ha asegurado que los ataques deliberados a civiles e infraestructura civil son vergonzosos, reprobables y totalmente inaceptables” y que “constituyen serias violaciones del derecho humanitario internacional”.

“Los autores de estas graves violaciones y crímenes de guerra, así como los funcionarios gubernamentales responsables y líderes militares tendrán que rendir cuentas”, ha agregado.

Poco antes, la ministra de Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, ha señalado que existen “pruebas contundentes” de que el presidente ruso, Vladimir Putin, es un “criminal de guerra”.

“Hay pruebas de que se han cometido crímenes de guerra y que Putin está detrás de ellos”, ha recalcado. “Este es un asunto del Tribunal Penal Internacional, que debe decidir quién es o no es un criminal de guerra”, ha manifestado.

BULENT KILIC via Getty Images
Aleina mira desde su camilla a su bebé recién nacida, atendida por los sanitarios.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina abraza a su bebé, Snizhana, tras dar a luz en la maternidad de Mykolaiv.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina y su marido, con su niña recién nacida.
BULENT KILIC via Getty Images
Una enfermera revisa a la pequeña Snizhana.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina y su esposo suben las escaleras del refugio, camino del paritorio.
BULENT KILIC via Getty Images
Unas enfermeras llevan a los bebés al refugio de la clínica de Mykolaiv.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina, en pleno parto.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina y su marido, juntos ante los primeros dolores de parto.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina y su marido, felices con su bebé.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina camina por el sótano, en los momentos previos al parto.
BULENT KILIC via Getty Images
Una embarazada camina por los pasillos subterráneos del hospital.
BULENT KILIC via Getty Images
Un grupo de mujeres embarazadas son trasladadas al sótano del hospital.
BULENT KILIC via Getty Images
Una mujer recién parida contempla a su bebé en el sótano del hospital.
BULENT KILIC via Getty Images
Mujeres embarazadas esperan, en presencia de una enfermera, al momento del parto.
BULENT KILIC via Getty Images
Aleina en pleno parto.
BULENT KILIC via Getty Images
El marido de Aleina la besa tras dar a luz.