EEUU reconoce la "posibilidad" de que Corea del Norte lance misiles durante la visita de Biden a Asia

El presidente estadounidense tiene previsto trasladarse a Asia Oriental para visitar Corea del Sur y más tarde Japón.
Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
Europa Press/Contacto/Chris Kleponis - Pool via CN

El Gobierno de Estados Unidos ha reconocido la “posibilidad genuina” de que Corea del Norte lleve a cabo pruebas de lanzamientos de misiles durante la visita del presidente estadounidense, Joe Biden, a la región.

“Nuestra información de inteligencia refleja la posibilidad genuina de que habrá una nueva prueba de misiles, incluida una prueba de misiles de largo alcance, una prueba nuclear o ambos en los días previos, durante o después del viaje del presidente a la región”, ha apuntado el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan.

Así, Sullivan ha incidido en que la Casa Blanca se está preparando para “todas las contingencias”, entre las que se incluye la posibilidad de que desde Pyongyang se lance una “provocación” de este estilo mientras Biden se encuentre en Corea del Sur o Japón, recoge The Hill.

En este sentido, Sullivan ha apuntado que los funcionarios estadounidenses se encuentran en coordinación con sus aliados en la región y ha reconocido que, efectivamente, este asunto se ha abordado durante la conversación que ha mantenido con el principal diplomático de China, Yang Jiechi.

Biden tiene previsto trasladarse a Asia Oriental este jueves para visitar Corea del Sur, donde se reunirá con el recién elegido presidente, Yoon Suk Yeol, y más tarde a Japón, donde hará lo propio con el primer ministro, Fuimio Kishida. Por otro lado, el inquilino de la Casa Blanca también tiene previsto participar en una reunión de la alianza ‘Quad’, en la que se encuentran tanto Estados Unidos, como Japón, India y Australia.

Corea del Sur y EEUU tienen “un plan B”

Por su parte, el primer viceasesor de la oficina de Seguridad Nacional presidencial de Corea del Sur, Kim Tae Hyo, ha asegurado este miércoles que Yoon Suk Yeol y Biden tienen un “plan B” preparado en caso de que Corea del Norte lleve a cabo una provocación durante la visita del presidente estadounidense a Seúl.

“Por el momento, evaluamos que es relativamente baja la posibilidad de que Corea del Norte lleve a cabo una prueba nuclear el fin de semana, pero las preparaciones para un lanzamiento de un misil balístico intercontinental parecen ser inminentes”, ha afirmado Kim, tal y como ha recogido la agencia de noticias Yonhap.

Ambos líderes se reunirán al menos una vez cada uno de los tres días: el sábado se dedicarán a la cumbre y los otros dos días se enfocarán o a la seguridad económica o a un evento nacional de seguridad, ha explicado Kim.

Lo primero que se abordará en la reunión será la elaboración de un plan de acción sobre la forma en la que Seúl y Washington reforzarán la disuasión. Asimismo, Kim ha indicado que se estima que Yoon y Biden acuerden, durante la cumbre prevista para el sábado, agregar otro pilar “tecnológico” a la alianza militar y económica bilateral.

Antes de las reuniones, Biden rendirá tributo a los soldados caídos en la Guerra de Corea (1950-53), en el Cementerio Nacional de Seúl, en el sur de la capital.