ECONOMÍA
11/10/2019 21:16 CEST

EEUU y China llegan a un acuerdo parcial para una tregua en la guerra comercial

Los presidentes Donald Trump y Xi Jinping podrían firmar el documento formal a finales de este 2019

Kevin Lamarque / Reuters
Donald Trump y Xi Jinping, reunidos el pasado Junio en la cumbre del G-20 en Osaka (Japón).

EEUU y China están cada vez más cerca de una tregua en la guerra comercial. Según la agencia Bloomberg, la reunión de este viernes ha sido el paso previo para asentar las bases de lo que será un acuerdo que los mandatarios Donald Trump y Xi Jinping firmarían a finales de este 2019.

Según informes de prensa, en el acuerdo parcial China se comprometería a comprar más productos agrícolas de EEUU y accedería a algunas nuevas medidas en el ámbito de la propiedad intelectual y la devaluación de su divisa. Por su parte, Washington suspendería el aumento previsto en sus aranceles y relajaría los vetos a la exportación que afectan al gigante chino de la telefonía Huawei, de acuerdo con el diario The Wall Street Journal.

Horas antes de recibir en la Casa Blanca al viceprimer ministro chino, Liu He, Trump se mostró optimista ante las perspectivas de alcanzar un acuerdo parcial “significativo”.

“Están pasando cosas buenas en la reunión para conversar sobre el comercio con China. Mejores sensaciones que en el pasado reciente, más parecido a cómo eran las cosas antes. Hoy me reuniré con el viceprimer ministro. ¡Todos quieren que pase algo significativo!”, escribió en su cuenta oficial de Twitter.

La cita se produce menos de una semana antes de que entre en vigor una nueva subida de aranceles a las importaciones chinas: el 15 de octubre estaba previsto un aumento del 25 al 30 % en los gravámenes a importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dólares. Un incremento en los aranceles que podría verse frenado por este preacuerdo.

Además, el encuentro se produce en un momento de tensión política, después de que Washington impusiera sanciones a una treintena de funcionarios y empresas chinas por su vinculación con la represión de los uigures y otras minorías musulmanas en el oeste de China.

PULEVA PARA EL HUFFPOST