NOTICIAS
25/11/2019 09:22 CET | Actualizado 25/11/2019 09:51 CET

El Aita Mari, autorizado a desembarcar en Sicilia a los 78 migrantes rescatados

El barco, un atunero vasco reconvertido en buque de rescate, se hallaba esta madrugada a unas siete horas de ese puerto.

EFE
El buque de rescate Aita Mari.

El buque de rescate Aita Mari, que se encuentra en el Meditérraneo con 78 migrantes a bordo, ha sido autorizado por Italia a desembarcar en el puerto de Pozzallo, en la isla de Sicilia.

El barco, un atunero vasco reconvertido por la ONG Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) en buque de rescate, se hallaba esta madrugada a unas siete horas de ese puerto siciliano.

La oenegé ha informado en un comunicado difundido a las 01.00 horas que, “por desgracia, las condiciones del mar impiden prever todavía cuándo se podrá navegar hasta allí”.

“Italia termina con el sufrimiento”

Destaca que, el Aita Mari se encuentra, sin embargo, frente a otros enclaves como Augusta, también en Sicilia, donde la navegación no supondría tanto desgaste para los náufragos que recogió cuando estaban a la deriva en una patera, entre los que hay trece menores y seis mujeres, una de ellas embarazada de siete meses.

“La decisión de Italia termina con el sufrimiento de las personas rescatadas. Llevaban desde el jueves esperando un lugar seguro donde pisar tierra”, indica la ONG.

Añade que, por otra parte, el Open Arms está en “la misma situación: pendiente del mar para acercarse a tierra”.

Puerto seguro para el Open Arms

Así mismo, Italia ha ofrecido a última hora de este domingo un puerto seguro al barco de la ONG Open Arms para desembarcar a las 62 personas rescatadas que aún se encuentran a bordo, según ha confirmado en Twitter el fundador de la misma, Oscar Camps.

Horas antes, 11 de las 73 personas rescatadas habían sido evacuadas de la embarcación frente a la costa de la localidad italiana de Augusta. “Los niños y sus familias, las víctimas de quemaduras y otros casos médicos van ya rumbo a Italia”, anunció Open Arms. 

La ONG rescató la madrugada del miércoles al jueves a estas 73 personas en una embarcación a la deriva en peligro de naufragio, entre las que había cuatro mujeres, niños de tres y cuatro años y 24 menores solos.

El jefe de misión a bordo del ‘Open Arms’, Riccardo Gatti, había asegurado este mismo domingo en un comunicado que la situación a bordo es “crítica” debido al estado de salud de las personas rescatadas y al fuerte temporal.

Photo gallery El Open Arms desembarca, al fin, en Lampedusa See Gallery

ESPACIO ECO